Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tela de ‘llengos’ triunfa en el desfile urbano de Pablo Erroz

El diseñador mallorquín presenta su nueva colección en la Semana de la Moda de Madrid, una propuesta «sobria y atemporal» de quien es definido como «heredero del ‘cool’ neoyorquino»

El ikat mallorquín reinventado por Pablo Erroz Ifema

Mientras ultimaba los detalles de su desfile, Pablo Erroz avanzó cómo es la nueva colección ante las cámaras que graban Madrid Fashion Week, la Semana de la Moda de Madrid. Mostró diversos diseños en los percheros y poco después el creador palmesano descolgó un elegante vestido sin mangas de color blanco y verde y explicó que «ha sido realizado con la técnica del ikat mallorquín y también es digital, debido a que tiene su NFT. La idea es llevar el mundo de la moda al digital para apostar por producir menos». Esta prenda y las demás hechas con telas de llengos cuyo dibujo no es el tradicional, sino que ha sido diseñado por él, triunfaron este jueves en la pasarela, que celebró el décimo aniversario de la firma que lleva su nombre.

Los cuadros en diferentes formatos también fueron protagonistas

El desfile de Erroz mostró un estilo muy urbano con una amplia gama de colores, una propuesta «sobria y atemporal, sin perder innovación en cuanto a la mezcla de contrastes, combinaciones y colores». Quien es definido como «heredero del cool neoyorkino» comenzó con una gabardina de color crema y siguió con la citada tonalidad para pasar a los grises y los cuadros repetidos en diversos formatos. La paleta se amplió y hubo incluso algún estampado y un llamativo fucsia, con tejidos como pana, napa, alpaca y seda producida artesanalmente en el taller ‘Las hilanderas de El Paso’, en La Palma.

Los tonos crema dieron inicio al desfile

De ellas se habló en el vídeo que precedió al desfile y con el que el público pudo conocer el «universo de marca tangible» de Erroz, donde «todo se conecta». Sus señas de identidad, como la ausencia de género y temporada y la apuesta por la sostenibilidad, se transformaron en imágenes a través del proceso de producción. Y nuevamente apareció el ikat, creado en el taller de Santa Maria de Textil Bujosa. En la pasarela no solo algunas prendas lucían este característico tejido mallorquín, sino también los taburetes.

El interiorismo diseñado por Pablo Erroz tuvo su espacio, ya que no hubo alfombra roja, sino blancas y negras creadas por él, además de baldosas y sillones, donde los modelos se sentaron al final del desfile para aplaudir a quien se ha convertido en un referente de la moda.

Compartir el artículo

stats