Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abusos en la Iglesia

La Fiscalía abre una investigación por los abusos en La Salle de Premià

Siete exalumnos del mismo profesor que violó al escritor Alejando Palomas ya han denunciado abusos sexuales

Alejandro Palomas denunció abusos hace dos semanas.

La Fiscalía de Barcelona ha abierto una investigación a raíz de la información publicada por El Periódico de Catalunya y que recogía el testimonio de siete nuevas víctimas de la pederastia del exprofesor de La Salle Premià de Mar, Jesús Linares, el mismo que abusó sexualmente y violó al escritor Alejandro Palomas cuando tenía 8 años, según fuentes del ministerio público. Este jueves el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristinas (La Salle) remitió a la Fiscalía de la capital catalana los artículos publicados por este periódico y el Diario.es, que ha dado pie a que se incoe unas diligencias para esclarecer el asunto de hechos cometidos en las décadas de los 70, 80 y 2000 en ese centro docente.

Tras la incoación del procedimiento judicial, se ha remitido el caso a la Fiscalía de Mataró, que es la que se encargará de poner en marcha las pesquisas. Lo habitual en estos casos es que a través de la Policía se intente localizar a los testimonios recogidos por este diario para tomarles declaración. Posteriormente, si se considera que se ha cometido delito y este no está prescrito (hay casos que no lo están), la acusación pública deberá decidir si presenta querella o denuncia en el juzgado de guardia. Un juzgado de Mataró ya ha iniciado una causa por la denuncia interpuesta por Alejandro Palomas.

En este supuesto, el togado ha recabado la opinión del fiscal sobre si los abusos que padeció el escritor han prescrito, por lo que no podrían ser perseguidos, o no. La posibilidad de que se pueda investigar a fondo es remota, dado que los abusos descritos sucedieron hace casi 50 años.

Un testimonio revelador

El testimonio de Alejandro Palomas, que hace dos semanas hizo públicos los graves abusos sexuales que sufrió por parte de Linares durante su escolarización en la escuela de Premià de Mar, animó al resto de las víctimas y exalumnos que ahora han decidido hablar testimonio. Linares, que actualmente tiene 91 años, vive en una residencia. Dejó el colegio hace siete u ocho años pero estuvo en contacto con menores hasta entonces. Dos de los testimonios publicados por este diario refieren abusos ocurridos en la década del 2000 que posiblemente no estén prescritos y, por lo tanto, podrán ser investigados.

La responsable de relaciones institucionales de La Salle, Isabel Llauger, ha subrayado que la hermandad tiene "la total colaboración" para aportar "la información de que dispongan" tras abrir hace diez días una investigación interna por la denuncia por abusos que formuló públicamente el escritor Alejandro Palomas.

Posible encubrimiento

Los nuevos testimonios obtenidos en una investigación de El Periódico de Catalunya han logrado que aflore cómo la institución religiosa encubrió a Linares, desde principios de los setenta y hasta casi la actualidad. Una historia que no consta en el libro 'Cent Anys de la Salle Premià de Mar' que escribió el propio Linares, un miembro destacado de la comunidad.

Intenso, ególatra, amigable y manipulador, este exdocente llegó a La Salle de Premià a finales de los sesenta. Como el resto de hermanos, residía dentro del edificio de tres plantas que la orden religiosa, de matriz francesa, levantó a principios de siglo junto al mar. En el piso superior estaban las estancias de la comunidad y en los dos inferiores, las aulas de primero a octavo de EGB. Linares era profesor de Lengua y Literatura Castellana. También era el responsable de la enfermería y el impulsor del equipo de fútbol de la escuela.

Compartir el artículo

stats