Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agresiones sexuales

Estas son las drogas de sumisión química ante las que hay que estar alerta

La mayoría son prácticamente imperceptibles y entre los efectos secundarios más frecuentes se encuentran la pérdida de memoria y de consciencia

Copas en la barra de un night club.

La sumisión química es un tipo de agresión en que se droga a las víctimas para poder abusar sexualmente de ellas. En España se ha puesto en el foco en los últimos meses, a raíz de las múltiples denuncias de mujeres que han sido víctimas de estas agresiones y se han sentido desamparadas por las autoridades.

La mayoría de las drogas utilizadas en estos contextos son prácticamente imperceptibles para la víctima y entre los efectos secundarios más frecuentes se encuentran la pérdida de memoria y la pérdida de consciencia. Estas son los cinco tipos de drogas más frecuentes en agresiones de sumisión química.

Burundanga

Es el nombre popular de la escopolamina. Esta sustancia tiene efectos alucinógenos y causa síntomas como sueño, sumisión, hipertensión e incluso en grandes dosis, deficiencias respiratorias y cardiacas.

GHB

También llamado éxtasis líquido. Conocida como la droga de las violaciones. Es inolora, incolora e insabora. Imperceptible para una víctima, además a las pocas horas es indetectable en el cuerpo. Los efectos buscados son el aumento de la sociabilidad y de la capacidad de comunicación, pueden aparecer sin embargo, somnolencia, obnubilación, dolor de cabeza, confusión.

Butirolactoma

También llamado GBL, es un precursor del GHB. Se diluye en agua o en un refresco porque no se debe mezclar con alcohol. Es un depresor del sistema nervioso central y su consumo está en auge en España.

Benzodiazepinas

Son medicamentos -benzodiazepinas (flunitrazepan, lorazepan...) hipnóticos (zopiclona, zolpiden...), neurolépticos, sedantes o anestésicos- que normalmente son diluidos en la bebida alcohólica de la víctima que las acaba ingiriendo de forma involuntaria provocándole somnolencia, quedando la víctima en total estado de inconsciencia

Ketamina

La ketamina es un anestésico disociativo desarrollado en 1963 y actualmente utilizado en anestesia humana y medicina veterinaria. La ketamina se presenta como un líquido translúcido. En el mercado ilícito, la ketamina puede presentarse de muchas otras formas: líquido incoloro, polvo blanco (cristales blancos), comprimidos o cápsulas, por lo que es posible utilizarla por distintas vías de administración: intravenosa, intramuscular (líquido), rectal (líquido), nasal (polvo), pulmonar 'fumada' (polvo) y oral (líquido, comprimido, cápsulas).

Compartir el artículo

stats