Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Acoso sexual

Las víctimas del MeToo piden a la universidad que las escuche

Las 25 mujeres que han roto su silencio reclaman que las unidades de igualdad incluyan a personas que conozcan de primera mano la problemática

Mujeres en la universidad.

Las 25 mujeres víctimas del MeToo en la universidad que rompieron su silencio en El Periódico, medio del mismo grupo editorial que este periódico, han expresado su confianza en que la iniciativa lanzada por las consejerías de Investigación y Universidades y de Igualdad y Feminismos de Cataluña de crear un protocolo-guía que sirva de marco a todas las universidades para actuar ante casos de violencia de género en el ámbito universitario "significarán un paso adelante para poner fin a esta problemática" que las universidades "arrastran en profundo silencio desde hace tantos años".

Estas docentes e investigadores han mostrado su disposición a "colaborar del modo que sea más oportuno" con el Consell Interuniversitario de Cataluña (CIC) para acabar con esta lacra. Han reclamado, sin embargo, que estas políticas y actuaciones se basen en lo que las investigaciones científicas internacionales han demostrado que es imprescindible para avanzar en la superación de la violencia machista en el ámbito universitario.

Y uno de estos imprescindibles es que no se excluya de las comisiones de igualdad de las universidades a las mujeres que han investigado sobre el tema ni a las mujeres que siempre han apoyado a las víctimas. Las víctimas lamentan que llevan ocho años planteando estas reivindicaciones. Las víctimas recuerdan que Marta Soler --catedrática de la UB y doctora por Harvard-- y Lidia Puigvert --profesora de la UB-- fueron nombradas para participar en las comisiones de igualdad de sus universidades y posteriormente excluidas por haber apoyado a víctimas.

Asimismo, denuncian que Rosa Valls, catedrática de la UB y directora de la primera y única investigación del Estado sobre el tema, "ni tan solo ha sido invitada nunca a participar en las comisiones de igualdad". Las tres figuran entre los 10 primeros expertos mundiales en violencia de género.

La voz de víctimas y expertas

"Es muy positiva la iniciativa de las consejerías pero lo más importante son las personas que han de impulsar estos protocolos y que han de formar las unidades de igualdad. Han de ser personas que se hayan significado por haber protegido a las víctimas, que tengan una trayectoria personal y científica en la lucha contra la violencia de género", subraya Mar Joanpere, profesora en la Universitat Rovira i Virgili. "Entendemos que las víctimas y las personas que las han apoyado han de estar en estas comisiones", insiste.

Otros de los criterios internacionales que las víctimas piden que se tengan en cuenta son, por un lado, el llamado 'upstander intervention', esto es, impulsar la cultura del intervenir, dar la cara cuando uno ve un acto de acoso. Vinculado a este punto, la toma de medidas para atajar la violencia aisladora contra quien apoya a las víctimas. En tercer lugar, apoyo institucional continuo a las víctimas.

La Comisión Mujeres y Ciencia del Consejo Interuniversitario de Cataluña abordará ya la elaboración del protocolo-guía en su reunión del próximo 23 de febrero. Asistirán representantes de todas las universidades catalanas. Esta comisión lleva tiempo impulsando políticas para avanzar en la protección de los derechos de las mujeres frente a la violencia de género. Una de ellas, el pasado mes de mayo, fue la ampliación de la protección a las víctimas con un acuerdo que facilita su traslado a otra universidad.

La Consejería de Investigación y Universidades, liderada por Gemma Geis --cuya última publicación como investigadora fue precisamente un trabajo sobre el acoso sexual de segundo orden--, tiene en su plan de gobierno para esta legislatura velar por garantizar la igualdad efectiva de mujeres y hombres, impulsando medidas como el seguimiento de los planes de igualdad y los protocolos de las universidades. También contemplan la incorporación de la perspectiva de género a la docencia y la investigación, una guía para avanzar en la paridad de los órganos colegiados del sistema universitario y promover acciones de discriminación positiva en el ámbito universitario y realizar un seguimiento de la aplicación. Acciones todas ellas coordinadas con la Consejería de Igualdad.

Compartir el artículo

stats