Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«La almendra mallorquina representa nuestros valores culturales, medioambientales y sociológicos»

Las cinco socias de Ametlla+ de Mallorca acaban de lanzar su nuevo producto, el Dukkah mallorquín, un sustituto de la sal que pone en valor el producto autóctono y sostenible

Las cinco socias de Ametlla+ de Mallorca Catalina Cañellas, Bàrbara Flaquer, Dulce Feliu, María del Mar Socias y Gemma Bes. | AMETLLA+ DE MALLORCA.

Con el lema, Del Campo al Plato, nació en 2010, Ametlla+ de Mallorca, una idea innovadora ganadora de el premio RESET de la Universidad de las Islas Baleares al mejor proyecto emprendedor. El propósito de Ametlla+ de Mallorca, por parte de las cinco integrantes que la componen, Catalina Cañellas, Bàrbara Flaquer, Dulce Feliu, María del Mar Socias y Gemma Bes, es el de transformar un producto autóctono, la almendra mallorquina, en un sinfín de posibilidades, además de ser impulsora en el área de turismo, gastronomía autóctona y salud.

Conscientes del valor histórico, nutricional, medio ambiental y sociológico de la almendra, han querido innovar y aportar un producto diferente y creativo. Un condimento privilegiado que evoque calidad, expectativas e innovación. A partir de las recetas de sus abuelas, donde la almendra era el secreto y base de muchos platos, surgieron Aina, Bàrbara y Coloma, tres mezclas de almendras con especias que ayudan a convertir cualquier plato en una experiencia gastronómica exquisita y saludable. «Defendemos la innovación desde la tradición; trabajando con productos locales, Km 0, el diseño de los productos y la apuesta por la salud y la exquisitez gustativa», comenta Gemma.

El Dukkah, de origen egipcio, es un concepto nuevo recuperado desde la tradición que está entrando con fuerza en la gastronomía de Occidente. El Dukkah de Ametlla+ de Mallorca integra una mezcla de almendra cruda y tostada IGP Mallorca, alga wakame, sal marina, pimienta negra, perejil, piel de limón, ajo liofilizado e hinojo con una textura crujiente y agradable. Por sus ingredientes, aporta una buena cantidad de proteínas, vitaminas, grasas saludables, fibra y minerales y un valor nutricional añadido a cualquier plato, además de ayudar a evitar o reducir el consumo de sal. «Es muy versátil y la idea es que se pueda sustituir el salero por el Dukkah, formando parte habitual de la cocina ya que ayuda a eliminar toxinas, promueve el control de peso efectivo, combate el estreñimiento, mantiene a raya el colesterol y es cardiosaludable». Las socias añaden; «un pan de masa madre con aceite y Dukkah sustituye a un pan con nocilla y a los más jóvenes les encanta». Sus usos son muy variados; como aderezo para ensaladas, espolvoreado sobre verduras crudas o asadas, para rebozar carne, pescados y mariscos, sobre pizza con verdura, en un wrap de pan de pita con hummus, sobre pescado al vapor, no hay límites.

Los ingredientes que lo componen son locales, excepto las algas que se han añadido por sus propiedades nutricionales, al ser una gran fuente de minerales pues su composición está pensada creando una sinergia nutricional y sensorial. «Trabajar con productos mallorquines afecta directamente a la economía local, sostenible, a respetar y poner en valor lo que nos ofrece el campo mallorquín, reconocerlo y actuar en consecuencia», resaltan las cinco socias. El producto autóctono y sostenible mallorquín es una gran vitrina internacional al mundo como alternativa a la economía basada en el turismo ya que apostar por la calidad, por producto local y por la innovación, posiciona como una buena presentación de Mallorca más allá del sol y playa; pero también hay que dirigirse a un/a mallorquín/a, en un perfil de usuario que coincide con sus valores, de respeto al medio ambiente, de cuidado saludable, de valorar una buena gastronomía.

La almendra mallorquina tiene un valor nutricional excepcional, por encima de otras almendras de otras procedencias. El clima seco mediterráneo hace que el fruto tenga una densidad mayor, se potencia el gusto y redunda en beneficios para la salud. La almendra de Mallorca es más que un producto gourmet, se diría que es único, repleto de propiedades, exquisito y versátil. «Con la almendra se pueden conseguir muchos productos gourmet incomparables».

Cada vez más, la restauración y la hostelería mallorquinas ofrecen el producto mallorquín en hoteles de calidad, urbanos y también en agroturismos, ofrececiendo Ametlla+ en el minibar, en los desayunos y en diferentes propuestas.

Compartir el artículo

stats