El atentado del 11 de septiembre de 2001 supuso un antes y un después en el terrorismo a nivel mundial. Todos los medios de comunicación del mundo se hicieron eco de lo ocurrido pocos minutos después del primer impacto del Boeing 767 que llevaba 92 pasajeros a bordo y chocó contra la Torre Norte del World Trade Center a las 8:46 de la mañana en Nueva York.

Apenas 16 minutos después, el segundo avión secuestrado (en total fueron cuatro), con 65 personas a bordo, impactó contra la Torre Sur, hecho que muchas televisiones retransmitieron en directo. Seguidamente, a las 9:39 de la mañana, el tercer avión impactó en el pentágono y unos 25 minutos después el cuarto avión, que tenía que impactar en el Capitolio, cayó en un campo abierto en Shanksville, Pensilvania, debido a la lucha entre la tripulación y los pasajeros con los secuestradores para retomar el control de la aeronave.

El número de víctimas mortales del atentado, incluidos los terroristas que iban en los cuatro aviones, fue de 2.996 personas (de hasta 66 nacionalidades diferentes) junto a 24 desaparecidos y 25.000 heridos.

La jornada de aquel día de septiembre de hace 20 años estuvo plagada de incertidumbre, miedo y muchísima información. Miles de noticias e informes contradictorios se colaron en los medios de comunicación de todo el mundo hasta que poco a poco se fue esclareciendo la realidad de lo ocurrido.

Sin embargo, con los años, se han ido generando teorías conspirativas alrededor de los hechos. Estas son algunas de las más famosas de las que se han hecho documentales, libros y películas.

Lo que impactó en el Pentágono fue, en realidad, un misil

El tercer avión, secuestrado por cinco miembros de Al Qaeda, se estrelló contra el Pentágono, ubicado en el condado de Arlington, Virginia. Esto causó el derrumbe parcial del edificio debido al importante daño que causó en su estructura. Además, este se encontraba en obras por lo que las bajas fueron menos de las que podrían haber sido. A causa del impacto fallecieron los 64 pasajeros y 125 personas que estaban en el edificio.

El Pentágono el 11 de septiembre de 2001 FBI / HANDOUT

La teoría conspirativa sostiene que lo que impactó El Pentágono fue, en realidad, un misil (o un avión sin tripular) que el Gobierno de Estados Unidos lanzó. Por lo que nunca existió el tercer aeroplano secuestrado. Entre los argumentos se encuentra que el ala golpeada fue la Oeste que, al estar en obras, causó los mínimos daños humanos y materiales. Los críticos señalan, por otra parte, que el agujero que muestran las imágenes de lo ocurrido es demasiado pequeño y que además, no se aprecian restos de asientos, alas o fuselaje. Se cree que las grabaciones del edificio y de comercios cercanos fueron requisadas por el FBI para evitar esclarecer "los verdaderos hechos".

El periodista Thyerry Meyssan desmontó la versión oficial de lo ocurrido en su libro "La gran impostura" acusando a políticos, empresarios y militares de orquestar una operación.

Las Torres Gemelas se derrumbaron porque había cargas explosivas dentro

Después de los impactos de las 8:46 y las 9:02 de la mañana, las Torres cayeron debido al impacto de los aviones y los fallos estructurales de las mismas. Sumando, además, la carga de combustible y los incendios que se provocaron. En el documental "Lose Change 9/11", publicado en 2005 y que busca poner en duda la versión oficial y se dice que las torres tenían bombas en su interior y que ese fue el motivo del derrumbe.

Las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001 CHAO SOI CHEONG

Años después, estas teorías se han ido perfeccionando y hasta surgió un movimiento llamado "Movimiento por la verdad 9/11" donde ingenieros y especialistas aseguran que la forma de la malla y la estructura de acero deberían haber evitado el derrumbe. En el centro de cada edificio había 47 pilares, un soporte principal y estructuras. Los ordenadores, chips, material de oficina y la masa de las construcciones fueron reducidas a polvo lo que, según ellos, solo se explica con cargas y detonaciones. Destacan, también la caída limpia hacia el interior, típica de derrumbamientos como estos.

Todas estas dudas se unen a numerosos testigos que aseguraron oír explosiones antes del derrumbe, lo que habría supuesto semanas de preparación.

El vuelo 93 de United Airlines fue derribado por un caza estadounidense

El cuarto avión secuestrado salió desde Boston, con destino a San Francisco, con 42 minutos de retraso. En él, iban a bordo cuatro terroristas que mataron al capitán de la aeronave y tomaron el control del avión. Algunos pasajeros pudieron llamar a sus familiares para alertar de la situación y varios de ellos, al enterarse de que era una misión suicida, decidieron recuperar el control del avión.

Al final, el avión se estrelló contra el suelo entre las 10:03 y las 10:06 de la mañana en un campo abierto de Shanksville en Pensilvania, a 208 kilómetros de su objetivo. Se conocen muchos de los detalles de este avión, en particular, debido a que se hallaron dos cajas negras desde las que se conocieron gran parte de los hechos que ocurrieron dentro de la aeronave.

Algunos apuntan que el avión fue derribado por los cazas de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Esta fue la primera versión que se dio sobre el accidente pero al poco tiempo se modificó para, según los críticos, "quitarse la responsabilidad por la muerte de las personas que iban a bordo".

David Ray Griffin es uno de los seguidores de esta teoría. Un profesor de Filosofía que publicó varios libros sobre el 11-S recurriendo a testimonios que aseguran haber visto cazas persiguiendo al avión, haber visto explosiones previas al impacto contra el suelo y que los restos del avión cayeron demasiado lejos.

Fue el propio gobierno quien planeó y ejecutó los atentados

La teoría más famosa es, sin duda, que el Gobierno de Estados Unidos fue quien pensó y ejecutó los atentados. Uno de los detalles que se señala para sostener esta versión es que desaparecieron las cajas negras de ambos aviones que chocaron contra las Torres Gemelas. Estas cajas están hechas de materiales capaces de resistir altas temperaturas y fuertes a presiones atmosféricas por lo que se duda de la veracidad de los hechos porque no se dio con ellas.

El presidente George Bush cuando se enteró del atentado PAUL J. RICHARDS

Por otro lado, se dice que Osama Bin Laden nunca fue acusado por los atentados y que además no formó parte de la lista de los criminales más buscados por la justicia. Esto se suma a que el terrorista llegó a formar parte de la CIA como colaborador y que negoció con el Ejecutivo de Bush.

El Edificio 7 no cayó por el impacto de los escombros

El Edificio 7 del World Trade Center fue el tercer rascacielos de la zona que se derrumbó. Esto ocurrió varias horas después, a las 17:20, al ser dañado por los escombros de las Torres Gemelas al caer, junto con los incendios. Este no fue el único edificio que fue dañado además de las Torres, sin embargo se cree que se desplomó debido a una demolición controlada ejecutada por el Gobierno de Estados Unidos. Según las teorías conspirativas y unida a la anterior, esto es debido a que ese fue el centro de operaciones del atentado y que estaba repleto de documentos secretos ya que muchas de sus plantas albergaban oficinas gubernamentales. Además, creen sospechoso que un edificio hecho de acero pudiera desplomarse por un incendio ya que muchos otros, similares a este, se han incendiado pero han aguantado de pie. En el lugar se halló termita, el material supuestamente utilizado para demolerlo.

Arabia Saudí financió el 11S

Otra teoría afirma que ningún judío murió en los ataques porque los 4.000 empleados judíos del World Trade Center no fueron ese día a trabajar debido a un aviso previo. Los creyentes de esta teoría dicen que el gobierno israelí montó los atentados para provocar que Estados Unidos atacase a sus enemigos regionales. Sin embargo, se confirmó que entre 119 y 191 de los fallecidos era judíos.

Por otro lado, uno de los terroristas detenidos afirmó que Al Qaeda fue financiado por varios miembros de la familia real de Arabia Saudí.