Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El verano de la Familia Real: Visita a Lluc, dos cenas en familia y un palacio de Marivent relegado

Los Reyes y sus hijas solo han protagonizado tres actos oficiales y han vuelto a evitar el posado en la residencia vacacional - Se fotografiaron con doña Sofía en la salida del restaurante Ola de Mar del Portitxol

7

El verano de la Familia Real: Visita a Lluc, dos cenas en familia y un palacio de Marivent relegado G. Bosch

La estancia estival de la Familia Real en Mallorca ha estado marcada por las breves apariciones públicas establecidas en la agenda oficial y algunas actividades extraoficiales, donde han predominado las salidas a cenar. La estancia de doce días estuvo marcada por la monotonía, pero algunas sorpresas en las últimas jornadas alargaron la visita. De manera oficial, los cuatro miembros de la familia solo han participado en la visita a Lluc. La reina Letizia, por su lado, clausuró el Atlàntida Film Fest, y Felipe VI tuvo un despacho con Pedro Sánchez y otro con autoridades de Balears. El palacio de Marivent, epicentro de los veranos a nivel nacional e internacional durante el reinado de Juan Carlos I, ha pasado a un segundo plano con el relevo de Felipe VI. (Vea aquí la galería).

La familia abandonó la isla sin previo aviso, aunque la fecha entrara dentro de lo previsto. Se marcharon directos a Madrid para estar juntos antes del viaje de la princesa Leonor a Gales para estudiar en el UWC Atlantic College. Eso sí, presumiblemente no fue una marcha todos juntos, sino que el Rey se quedó algún otro día más, puesto que salió a cenar con algunos amigos él solo a un local vecino a Marivent, el Kokomo Surf Café.

Felipe VI y su familia han tenido contadas apariciones públicas durante sus vacaciones. La primera tuvo lugar el domingo día 1 de agosto en el Pati de la Misericòrdia. La reina Letizia acudió a la clausura del festival Atlàntida y fue la encargada de entregar los premios Masters of Cinema a los británicos Stephen Frears y Judi Dench. Al acabar, todos visionaron el filme El jefe político.

La primera aparición oficial de Felipe VI tuvo que esperar hasta el día siguiente, a pesar de que ya se había dejado ver por el Club Náutico de Palma en su primer día de regata. El lunes día 2 de agosto, el Rey recibió a las principales autoridades de Balears en encuentros cortos de 30 minutos en el palacio de la Almudaina. El monarca participaba ese día en la competición de la Copa del Rey de Vela y, al acabar, salió raudo hacia el puerto. Al volver de la regata, declaró a este diario que «solo salir a navegar es ya una maravilla». El martes fue diferente porque tenía una cita importante: la reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Los periodistas recordaron que ésta fue la única vez que tuvieron la posibilidad de entrar en Marivent desde 2019. Este 2021 ha sido otro año en el que el posado oficial de los Reyes y sus hijas no se ha celebrado en la residencia familiar de vacaciones. En su lugar, el álbum de posados se trasladó a un lugar emblemático de la Serra de Tramuntana: Lluc.

Uno de los actos más esperados fue la visita al Santuari porque era la primera vez que aparecía la familia al completo en un acto oficial. Allí se reunieron algunos fieles defensores de la monarquía y unos pocos consiguieron saludar al Rey. La Familia Real disfrutó de la actuación de los blauets y posaron en varios puntos del recorrido, como las esculturas de Joan Bennàssar o el Ayuntamiento de Escorca.

La reina Sofía, que siempre es la primera en empezar sus vacaciones en Mallorca, no apareció públicamente hasta el primer sábado de las vacaciones regias. Fue en un acto no oficial, en concreto al salir de una cena en familia celebrada en el restaurante Ola de Mar del Portitxol. Allí fue fotografiada con sus nietas en un tono jovial y cariñoso. Unos días más tarde fue vista en el centro de Palma junto a sus amigos Tatiana Radziwill y su marido, el doctor Fruchaud. Extrañó mucho que no le acompañara su hermana Irene de Grecia, que sí estuvo en la citada cena. La última actividad conjunta de los Reyes y sus hijas juntos en la isla fue de nuevo otra cena, en concreto, en uno de los locales con más lista de espera de Palma, el Txoko de Martín.

Estas vacaciones reales han estado sin duda marcadas por el inicio del curso escolar de la princesa Leonor en Gales, unos días de descanso junto a los suyos y su abuela antes de iniciar una etapa que la encamina a la vida adulta.

Letizia se reconcilia con los artesanos con su bolso de ‘roba de llengües’

En el Txoko lució una bolsa de Feel Mallorca confeccionada con telas de Teixits Riera

La reina Letizia molestó a los productores mallorquines en 2020 al aparecer con un bolso de roba de llengües de imitación. La elección causó gran revuelo y algunos comentarios negativos. Por ello, la soberana ha decidido zanjar el tema con el reemplazo por uno auténtico en este 2021. El gesto fue rápidamente agradecido por la presidenta del colectivo Moda Mallorca, Joana Borràs, que escribió un mensaje en Facebook en el que valoraba positivamente la decisión y deseaba «de todo corazón» que la protección de los productos realizados en la isla bajo un sello de garantía sea pronto una realidad. Además, defendió que acciones como estas ayudaban a entender «la necesidad de proteger los artículos que nos dan una identidad propia».

El elegido para la cena en el Txoko de Martín fue un modelo azul grisáceo de la marca Feel Mallorca, que está confeccionado con telas de Teixits Riera, es decir, de ikat mallorquín artesanal. El bolso fue un regalo del Col·lectiu Moda Mallorca a la reina, que también le hicieron llegar un tríptico explicativo sobre la tela de llengües.

El año pasado apareció con un bolso de la firma FQ, que destina sus fondos a la investigación de la fibrosis quística. A pesar de ello, Borràs advirtió que el tejido no era mallorquín y que solo hay tres telares de roba de llengües en el mundo, todos ellos en Mallorca, que pelean por sobrevivir a la crisis.

Compartir el artículo

stats