Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El megayate ‘Limitless’ vuelve a recalar en el Club de Mar de Palma

La embarcación de 96 metros de eslora, ayer, al llegar a la isla. club de mar

La embarcación de 96 metros de eslora, ayer, al llegar a la isla. Club de Mar

El megayate Limitless, muy vinculado a Palma desde su construcción, vuelve a Mallorca tras una larga travesía. Con sus 96 metros de eslora, el barco ha estado cruzando en los últimos meses el Atlántico y aprovechó su entrada en el Mediterráneo para amarrar unos días en Gibraltar.

La embarcación pertenece al multimillonario estadounidense Les Wexner, CEO de Brands Corp., propietaria de la marca de lencería femenina Victoria’s Secret. Desde ayer está atracado en Astilleros de Mallorca. Allí ya hay algunos grandes barcos como el Infinity, otra joya náutica.

Fue construido en 1997 en el astillero alemán Lürssen y cuenta con una proa afilada y un casco oscuro. Desde su botadura ha sido considerado como una de las mejores embarcaciones del mundo tanto por su innovación como por sus dimensiones.

A pesar de que no es uno de los megayates más espectaculares, su elegancia clásica lo convierte en un barco único que mezcla elementos tradicionales con la vanguardia. Tiene capacidad para 12 invitados y 20 tripulantes. Está impulsado por una planta diésel eléctrica, una de las innovaciones más impactantes en el momento de su creación. Su velocidad es de 17 nudos, pero permite llegar hasta los 25 de máxima. La gran novedad reivindicada por sus diseñadores fue el gobierno mediante un sistema de joystick, que sustituye el timón tradicional. Sus interiores han sido una incógnita durante muchos años ya que no permitían las fotografías. Los decorados corrieron a cargo de François Catroux y Tim Heywood.

Lleva años siendo una de las joyas de la corona del Club de Mar de Palma porque sus estancias veraniegas en la isla permiten disfrutar de una embarcación única a los amantes de la náutica.

Compartir el artículo

stats