Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Souvenirs | Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’

Sargantanes

Las sargantanes son el souvenir más buscado por los turistas. Es un titular de Diario de Mallorca de 2013. «Tenemos sargantanes de cristal, de cerámica y de metal, que lógicamente se venden mejor por las condiciones del transporte en avión», explicaba la propietaria de una tienda próxima a los baños árabes. «Ya no buscan el típico recuerdo del platito con la Catedral, buscan algo diferente, que puedan poner en su casa. Los toros y las sevillanas ya no interesan tanto». ¿Diferente? Quizás al final de este artículo, el adjetivo haya perdido su significado.

El gancho de la sargantana no debe haber sufrido variaciones en los ochos años transcurridos desde entones. Un recorrido por los comercios de la calle Antoni Maura descubre la lagartija en camisetas, zapatillas, cinturones, imanes, postales, cuencos, puntos de libro, llaveros, lápices y toda la variedad de productos que uno sea capaz de imaginar.

La primera reacción es de orgullo. Al fin un producto con una estética moderna que, además, alude a un bicho con el que nos sentimos casi tan identificados como con el voltor o el ferreret. Esta lagartija de las islas, Podarcis lilfordi, abundó en el archipiélago hasta que algún depredador redujo sustancialmente su hábitat. Hoy se encuentra sobre todo en las islas más pequeñas. El subarchipiélago de Cabrera (allí se calcula que hay más de 700.000 ejemplares), Dragonera, los islotes próximos a Menorca y Eivissa… Y también en el Parc de la Mar, a unos metros de la mayoría de tiendas de souvenirs de Palma.

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’ por Joan Riera

Sin embargo, el orgullo patriótico de baja estofa decae a velocidad vertiginosa en cuanto se rasca unos milímetros por debajo de la epidermis. Los argumentos son varios. Primero, lagartijas semejantes las hay en toda la península ibérica y sur de Francia. De hecho en casi todo el mundo.

Segundo, en algunos establecimientos, lejos de pregonar el hermoso vocablo sargantana, idéntico en catalán y castellano, el souvenir se promociona como gekko. ¿Gekko? «Es un género de reptiles escamosos pertenecientes a la familia Gekkonidae. Se distribuyen por el Sudeste Asiático y Oceanía y viven en ambientes húmedos», según la Wikipedia. «En su mayoría son insectívoros, a veces con otras fuentes alimenticias tales como frutas, pequeños mamíferos y pequeños reptiles. Estos animales son principalmente arbóreos, y cuentan con unos dedos adhesivos que les permiten subir casi cualquier superficie».

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’ por Joan Riera

Tercero. Con la decepción in crescendo, una búsqueda en Google con las palabras gekko y souvenir, los localiza como recuerdo de Mallorca, sí, pero también de Portugal, Barcelona, Salou, Arizona, Hawai, Cancún, Costa Rica, Puerto Vallarta, la isla de Aruba, Florida, Benidorm, Belize, Louisiana… Sin ser muy exhaustivo y en apenas cinco minutos.

Cuarto. Casi siempre, sin distinción de continente, país o ciudad, tienen la misma postura: cuerpo serpenteante visto desde arriba, cola recogida, patas separadas y con los dedos extendidos, que son adhesivos y les permiten trepar a los árboles y abiertos. Quizás los únicos que se diferencian sean los de Barcelona. En la capital catalana no han buscado la inspiración en Cabrera, Arizona o el Lejano Oriente. Se han limitado a acudir al Parc Güell para inspirarse en el lagarto-fuente de trencadís ideado por el genial Antoni Gaudí para recibir a los visitantes de la fracasada urbanización del noble enriquecido gracias al tráfico de esclavos.

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’ Joan Riera

El profesor Valentín Pérez-Mellado, gran especialista en la sargantana balear, fue entrevistado por la revista Naturalment de la UIB. El científico explicaba que «las sargantanes de Balears continuarán siendo un excelente objeto de estudio durante años. Como sucede con otras especies insulares. Por ejemplo, con los famosos petirrojos de Darwin en las Galápagos». Las dos sargantanes de las islas y el ferreret, continúa, «son las tres únicas especies de vertebrados terrestres que se encontraban en las islas antes de la llegada de los humanos hace miles de años». Pérez-Mellado concluye que se trata de «un caso extraordinario de diversificación»… salvo en las tiendas de souvenirs, se podría añadir.

A un paso de cerrar este serial intrascendente, queda por contestar una pregunta: ¿Qué me llevo como recuerdo de unas vacaciones en Mallorca? La respuesta dentro de una semana.

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’

Entre la ‘sargantana’ y el ‘gekko’ Joan Riera

Compartir el artículo

stats