Felipe VI volvió a embarcarse ayer en el Aifos 500, dos años después de que lo hiciera por última vez, para participar en la sesión de entrenamiento previa al comienzo de la 39 edición de la Copa del Rey Mapfre de vela en aguas de la bahía de Palma hoy lunes.

Su presencia en el barco de la Armada es su primera aparición desde que llegara a la capital balear el pasado fin de semana para pasar unos días de vacaciones junto a la reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía.

Don Felipe embarcó a las 12.30 horas desde la base naval militar de Portopí, cercana al Palacio de Marivent, donde estaba atracado el Aifos 500 y le esperaba la tripulación, patroneada por el almirante Jaime Rodríguez-Toubes.

4

El rey Felipe VI inaugura la temporada de navegación en Mallorca Raúl Terrel - EP

Con el uniforme del equipo, una gorra blanca y una bolsa de mano, accedió a la cubierta y tras saludar a los compañeros de equipo, se puso a la caña del velero para emprender rumbo al campo de regatas.

La Copa del Rey Mapfre no se disputó el pasado año al suspenderse por la pandemia, y en esta edición se han establecido estrictas medidas sanitarias para evitar contagios.

La intención del monarca es disputar varias de las regatas a lo largo de la semana, para lo que ha tenido que someterse a un test covid-19 como todos los participantes. «Navegará lo que pueda y lo que sus obligaciones como jefe del Estado le permitan. Lo que le gusta es navegar y se siente muy cómodo y a gusto», han señalado fuentes de la dotación del Aifos 500, renombrado para conmemorar el quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano.

La 39 Copa del Rey Mapfre empieza hoy con un cartel de lujo B. Ramon