No hay que confundir el arroz negro, que es una variedad de arroz con un característico color morado, con el plato de arroz negro que se tiñe con la tinta del calamar.

En este caso vamos a hablar del primero. También conocido como arroz venere o arroz del emperador. Este último nombre le viene de que sus cosechas eran requisadas para consumo exclusivo del emperador y otros nobles y no estaba permitido entre la gente más pobre.

El motivo de ser una variedad tan apreciada son sus excelentes propiedades antioxidantes, que superan a las de los arándanos y moras, por ejemplo.

También es valorado por ser el arroz con menos cantidad de calorías por porción y mayor contenido en proteínas, fibra, vitamina E y hierro. Es, por tanto, un buen aliado para mantener un peso equilibrado.

Su sabor tiene ciertos toques que recuerdan a la nuez o al pan recién tostado y lo hacen un delicioso ingrediente base para preparar refrescantes ensaladas en verano.

En casa, a esta, la llamamos ensalada Ainara porque es el nombre de la amiga que nos enseñó esta sorprendente y sabrosa receta de la que nos confesamos fans. Esperamos que la disfrutes.

Si quieres recibir semanalmente las recetas que publicamos en tu buzón de correo solo tienes que entrar en nuestra página web www.natcooks.com y suscribirte a nuestra Newsletter.

Ingredientes:

  • 1 taza de arroz negro
  • 2 tazas de agua
  • 125g de fresas
  • 125g de queso feta
  • 1 puñado de almendras crudas laminadas
  • 1 puñado de pasas
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de manzana
  • Sal marina
  • Pimienta negra

Preparación

  • Poner el arroz en un colador y limpiarlo bajo el grifo. Esto es algo que recomendamos hacer siempre con los cereales integrales para eliminar los restos de polvo.
  • Colocarlo en un cazo junto con 2 tazas de agua y una pizca de sal y llevar a ebullición. Cocinar a fuego mínimo y con tapa unos 40 minutos, hasta que haya absorbido toda el agua.
  • Retirar del fuego y esparcirlo en una bandeja para que se enfríe.
  • Poner las almendras cortadas en láminas en un cazo junto con las pasas y un chorrito de aceite. Sofreír unos minutos hasta que empiecen a estar doradas y mezclarlas con el arroz.
  • Cortar las fresas a cuadritos y ponerlas en un bol grande de ensalada. Salpimentarlas y aliñarlas con aceite de oliva y vinagre.
  • Añadir el queso feta desmenuzándolo con las manos.
  • Añadir el arroz y mezclar bien todos los ingredientes. Ajustar el aliño al gusto y servir.