Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buques escuela en la bahía de Palma | Mircea

El ‘Mircea’ entrando en el Puerto de Palma.

El ‘Mircea’ entrando en el Puerto de Palma.

El Mircea es un buque escuela de 81 años de antigüedad, con bandera de Rumanía, y que ha visitado Palma en dos ocasiones, la primera coincidiendo con su primer viaje en 1939 y la segunda en el 2017, 78 años después. El nombre es en honor de Mircea el Viejo, que dirigió Rumanía entre 1386 y 1418 y con quien la navegación y el comercio conoció un gran desarrollo.

Se trata de la construcción número 519 de los astilleros Blohm & Voss en Hamburgo, y pertenece a una serie de cinco barcos iguales, cuatro realizados para la marina alemana y uno, el Mircea para la rumana. Su botadura fue en septiembre de 1938 y entregado a comienzos de mayo del año siguiente, emprendiendo su primer viaje de instrucción a principios de julio de 1939 y visitando Palma el 24 de ese mismo mes procedente de Toulon partiendo dos días más tarde rumbo a Gibraltar, durante su estancia fue visitado por las autoridades, debiendo estas trasladarse en embarcaciones dado que estuvo fondeado en el antepuerto. Este crucero acabó antes de hora, debiendo volver rápidamente a Rumanía dado que había comenzado la segunda guerra mundial.

Mascarón de proa representando a Mircea el Viejo.

Mascarón de proa representando a Mircea el Viejo.

Durante los años de la guerra estuvo amarrado en Braila hasta que en septiembre de 1944 pasó a poder de la Unión Soviética, aunque fue devuelto en 1946, realizando a partir de 1947 cortos viajes de instrucción por el Mar Negro.

Dos décadas después, en 1964, fue enviado a los astilleros que lo construyeron en Alemania, para realizarle una reforma con el objeto de que volviera a ser un buque escuela que navegara por todo el mundo representando a Rumanía. El viaje desde Constanza hasta el norte de Europa fue muy accidentado debido al mal tiempo, recibiendo la nave algunos daños. Finalmente, el barco fue reparado y transformado en los astilleros Blohm & Voss, concluyendo los trabajos en 1966 incluido la sustitución del motor principal.

Rueda del timón y otros instrumentos náuticos del buque.

Rueda del timón y otros instrumentos náuticos del buque.

A partir de ahí el Mircea empezó una nueva etapa, participando desde entonces en importantes eventos como en 1976, año en que cruzó el océano Atlántico por primera vez para participar en los actos del bicentenario de los Estados Unidos y en los que coincidió con algunos de sus gemelos. Entre 1994 y el año 2002 fue reformado nuevamente, esta vez en Rumania, volviendo después a su actividad, navegando desde entonces por el Mar Negro, Mediterráneo y Norte de Europa.

Las características del Mircea son: Eslora contando el Bauprés: 81,2 metros, manga: 12 metros, calado 5,40 metros y un desplazamiento de 1.844 toneladas. Además, tiene de un motor diésel auxiliar que le imprime una velocidad de 9,5 nudos. La tripulación la componen 200 personas, incluyendo un máximo de 120 cadetes. Dispone de tres palos, el mayor de los cuales mide 44 metros, que portan un total de 23 velas con 1.750 metros cuadrados de superficie vélica.

El ‘Mircea’ maniobrando en el Puerto de Palma en su visita del 2017.

Como se ha comentado, pertenece a una serie de cinco barcos gemelos, que tienen tras de sí grandes historias y algunos de los cuales aún siguen navegando. Todos excepto el Mircea fueron construidos para la marina alemana, el primero fue el Gorch Fock, que entró en servicio en 1933, y que finalizada la contienda pasó a manos rusas como reparación de guerra con el nombre del Tovarish, finalmente en los años noventa esta nave ha podido recuperar su nombre original, y hoy día es un buque museo en Stralsund. Otro buque gemelo fue el Horst Wessel de 1936, que se lo quedó Estados Unidos también como reparación de guerra con el nombre de Eagle, aún está en servicio hoy día. Otro más era el Albert Leo Schlageter de 1937 que también pasó a Estados Unidos como reparación de guerra, quien a su vez lo vendió a Brasil y finalmente pasó a manos portuguesas donde aún navega con el nombre de Sagres. Finalmente hubo un quinto buque el Herbert Norkus que nunca fue finalizado. Aparte la marina de la República Federal Alemana construyó en 1958 otro buque de similares características y que también ha sido llamado Gorch Fock, esta nave aún está en servicio y ha visitado Palma en alguna ocasión.

Compartir el artículo

stats