Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganadería | Futuro de la raza caprina

Fuerteventura se prepara para vender al mundo semen de machos cabríos

El futuro Centro de Selección de Sementales garantiza la pureza genética de la raza majorera | Las instalaciones se ubicarán en las proximidades del pueblo de Tefía

La doctora Tara Niño, de pie, junto a la veterinaria Dahelire Hernández, en una prueba de extracción de semen.

La doctora Tara Niño, de pie, junto a la veterinaria Dahelire Hernández, en una prueba de extracción de semen. LD / DLP

Fuerteventura se prepara para comercializar la genética de la raza caprina majorera, la mejor productora de leche del mundo en zonas áridas. La venta de semen de los machos seleccionados a través del Centro de Selección de Sementales, no solo a los ganaderos majoreros, sino al resto del mundo, garantizará la pureza genética de la cabra insular a la vez que extiende sus características morfológicas y sus dotes lecheras a los países que quieran obtener una raza de extrema calidad.

La iniciativa de la comercialización del semen supone para los ganaderos majoreros otras perspectivas económicas, al margen de la leche y el queso. La Asociación de Criadores de Cabra de Fuerteventura (ACCF) se encuentra en pleno proceso para la creación de un centro de sementales de la raza majorera en las proximidades de la localidad de Tefía, en el municipio de Puerto del Rosario. Para ello, procedió a alquilar una granja en desuso con el principal objetivo de mejorar tanto la genética como sanitaria, de las explotaciones ganaderas, lo que repercutirá en el bienestar y la calidad del ganado caprino.

Esta iniciativa de la Federación Nacional de Criadores de la Raza Caprina Majorera y de la Asociación de Criadores de Cabra de Fuerteventura es pionera en Canarias y recibe el apoyo económico de la Dirección General de Ganadería del Gobierno de Canarias, del Cabildo majorero (150.000 euros) y del Ayuntamiento de Puerto del Rosario (40.000 euros) para la conservación de la raza.

La iniciativa supone otra perspectiva para los ganaderos, al margen de la leche y el queso isleños

decoration

La ACCF ya cuenta con sementales seleccionados entre la cabaña insular. Dichos sementales al estar en el Plan vigilancia y control de agentes infecciosos, están libres de las siguientes enfermedades infecto-contagiosas. Los machos cabríos se han adecuado a un sistema de trabajo totalmente diferentes para ellos, y obteniendo, hasta el momento, muy buenos resultados.

La veterinaria de la Asociación de Criadores, Dahelire Hernández, se ha convertido en una auténtica especialista en la reproducción de pequeños rumiantes y se ha formado para enseñar a los sementales a realizar monta para extracción de semen y valorar la calidad seminal de los ejemplares.

Asimismo, la técnico de la Federación, Eva Cano, ha jugado un papel fundamental en la labor de la mejora de la cabra majorera.

El consejero insular del sector primario, David de Vera, señaló que con el plan de mejora genética “lo que se pretende es tener una relación de sementales libres de cualquier tipo de enfermedad en el cual se puede obtener y distribuir genética en semen a través de aquellas explotaciones ganaderas o asociados que quieran tener esos mejorantes o sementales”. Además, cree que la iniciativa de la ACCM tiene futuro “se podrá comercializar la genética a través de semen y a posterior con óvulos de la raza caprina majorera de los animales que estén inscritos en el Libro Genealógico".

Compartir el artículo

stats