Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Álbum real | Una foto que usted no puede pagarse

una foto que usted no puede pagarse. Miquel Massutí

Esta es una foto que usted no puede pagarse. Juan Carlos I, Raul Gardini y Gianni Agnelli en Puerto Portals en agosto de 1990, Sadam acaba de zamparse Kuwait. El trío amontona miles y miles de millones de euros, algunos de origen legal. Ni Torcuatos ni Sabinos, Il Contadino Gardini de manos gruesas campesinas y L’Avvocato Agnelli de finas muñecas con el reloj sobre la camisa son los verdaderos maestros de Il Re. El Dios de Fiat Lux compartía con el monarca yates de mujeres que embarcaban desnudas. Gardini fue el Mario Conde italiano, con el coraje de descerrajarse un tiro en la sien en su palazzo milanés cuando el juez Di Pietro se dirigía a prenderle. Se enamoró a muerte de una mallorquina discreta, el Rey de varias. En la foto multimillonaria festejan ‘Il Moro di Venezia’, seres hegelianos por encima de la ley que fabrican la historia pero que embarrancan en un eslogan de Baudrillard, «la desesperación de tenerlo todo».

Compartir el artículo

stats