Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orgullo

Un millar de personas se manifiesta en Palma en pro del colectivo LGTBI

"Luchamos por las personas trans", ha destacado la presidenta de Ben Amics, Tatiana Casado

Un millar de personas se manifiesta en Palma en pro del colectivo LGTBI B. Ramon

Alrededor de un millar de personas han desfilado hoy por Avingudes con motivo del Orgullo, una manifestación colorista y muy animada que, con salida en plaça d’Espanya y final en el Parc de la Mar, ha tenido tanto una vertiente festiva como reivindicativa. 

La fiesta del Orgullo LGTBI se ha desarrollado en un ambiente de felicidad, sin incidentes y con la seguridad como protagonista. La mascarilla ha estado muy presente y se ha marcado, con la ayuda de filas de personas cuerda en mano, las distancias de metro y medio de seguridad que dictan los protocolos sanitarios. «Mantener la distancia de seguridad, no queremos a los de Vox encima», se ha podido escuchar durante el recorrido.

La participación ha sido «alta», similar a la de años anteriores, ha destacado la organización, a cargo de Ben Amics. «Festejamos que hace muchos años un grupo de gente de un bar de Stonewall (Nueva York) frecuentado por personas del colectivo LGTBI se puso frente a la policía para decir ‘basta ya’; y luchamos por las personas trans», ha subrayado la presidenta de esta asociación, Tatiana Casado. 

La manifestación se ha producido precisamente un día antes de que el Consejo de Ministros apruebe, este martes, el anteproyecto de la Ley Trans. Muchas de las pancartas que han podido verse durante la marcha han hecho referencia a este colectivo, el de las personas trans. La letra T del LGTBI siempre ha sido, dicen, la más discriminada. «Los derechos trans son derechos humanos», ha recordado en este sentido Toño Abad, responsable del Área Confederal de LGTBI-UGT. «Celebramos lo conquistado hasta ahora, pero tenemos la vista puesta en lo que queda por conquistar», ha añadido.

Colectivos sociales, sindicatos y partidos políticos, como los de Més per Mallorca, Esquerra Unida y PSIB-PSOE, con el alcalde José Hila sosteniendo una pancarta que rezaba «Orgull Socialista», se han manifestado junto a un buen número de ciudadanos a título individual, en una marcha que ha contado con la ayuda de cerca de medio centenar de voluntarios.

18

Un millar de personas se manifiesta en Palma en pro del colectivo LGTBI

«Nadie tiene que ser discriminado por su orientación sexual y nadie tendría que volver al armario», han espetado Albert Mainzer y Zoffra Laaroussi, al tiempo que han denunciado «la gran fuerza que están cogiendo algunos partidos» de extrema derecha en Europa.

«Aceptando la diversidad avanzamos hacia una igualdad real», «a ti que te importa lo que me como en la noche», «los derechos humanos no se negocian, se legislan»y «la diversidad enriquece» han sido otros mensajes que portaban los manifestantes en sus pancartas. También se han podido escuchar proclamas como «respeta la disidencia o espera resistencia», «menos agresores, más vibradores» o «el amor es demasiado bonito para juzgar».

«Si las instituciones no nos defienden lo haremos nosotras mismas», han asegurado dos palmesanas que portaban la bandera LGTBI, Ana Castillo y Verónica Márquez.

Para evitar aglomeraciones este año no ha habido lectura de manifiesto, pero éste no ha faltado, ya que se ha difundido a través de las redes sociales, con unas primeras palabras que animaban a la participación: «Alzad vuestra pluma orgullosa porque el Orgull ha vuelto a las calles, tomando pueblos y ciudades frente a los que niegan los derechos humanos en pro de la intolerancia y el odio».

El manifiesto afirma que el confinamiento «agravó las discriminaciones ya existentes, con un aumento de la violencia sufrida por las personas LGTBI más jóvenes», y recuerda que hoy las personas trans viven «niveles más altos de violencia y exclusión a causa de la discriminación y la criminalización» de su realidad «no solo en muchos países del mundo, también en nuestra comunidad autónoma».

«Hoy le decimos a la derecha que continuaremos estando presentes en la sociedad, para reforzar la democracia, para que ninguna persona tenga que volver al ostracismo, ni tampoco a los armarios. Porque no daremos ni un solo paso atrás en defensa de nuestros derechos y lo denunciaremos a derecha e izquierda», advierten.

No solo Palma ha levantado su voz a favor del Orgullo. La bandera arcoíris también se ha podido contemplar en la part forana, como en Calvià, Alcúdia o Sóller. Según informa Joan Mora, en la sede del ayuntamiento solleric se ha colocado dicha bandera y Javi Frau ha leído un manifiesto. Regidores de todos los partidos con representación en el hemiciclo municipal han participado en este acto organizado por la asociación Tramuntana en Color. El pasado domingo, en el parc de Lepanto del Port de Sóller, también se organizaron distintos actos relacionados con esta celebración.

Compartir el artículo

stats