Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ciutadella espera a cerca de 7.000 mallorquines en Sant Joan

Mientras las autoridades han suspendido los festejos por segundo año consecutivo, el municipio menorquín se prepara para evitar el descontrol en las tradicionales fiestas

Caballos de raza menorquina entran a la plaza del Born de Ciutadella en el último Sant Joan que se celebró en 2019.

Caballos de raza menorquina entran a la plaza del Born de Ciutadella en el último Sant Joan que se celebró en 2019. Europa Press

La suspensión de las fiestas de Sant Joan en Ciutadella por segundo año consecutivo, no va a impedir un desplazamiento masivo de mallorquines a Menorca. Desde la isla vecina se espera que cerca de 20.000 personas se desplacen durante los próximos días al epicentro de su fiesta patronal, 7.000 de ellas desde Mallorca, por lo que la Junta de Seguridad ya ha incrementado en un 30% los efectivos policiales que garantizarán el uso de mascarilla en la vía pública e intentarán evitar el descontrol en forma de botellón.

Dada la actual incidencia baja de contagios y a tenor de un proceso de vacunación ya avanzado, la suspensión de las fiestas de Sant Joan por la crisis sanitaria parece que no va a impedir que cientos de jóvenes mallorquines retomen su actividad lúdica en Ciutadella, eso sí, enmarcados bajo un programa mínimo de actos culturales que se podrán realizar con las medidas de seguridad sanitarias vigentes.

No habrá caragols con caballos en el Born ni en el día de Sant Joan se harán los tradicionales Jocs des Pla junto al puerto del municipio menorquín, pero la desescalada del ocio nocturno ya ha motivado la llegada de un buen número de jóvenes con ganas de divertirse. El sábado pasado, sin ir más lejos, en Ciutadella ya se vivieron imágenes preocupantes con grandes aglomeraciones de personas sin mascarilla ni distancia social.

Las grandes navieras y aerolíneas que conectan Mallorca con Menorca han tenido que incrementar sus líneas de conexión entre ambas islas. Balearia y FRS lo han hecho aumentando entre un 30 y un 40% su capacidad, mientras que las compañías aéreas se han reforzado diariamente con entre tres y cuatro vuelos.

El refuerzo policial previsto para los próximos días denota la preocupación que existe en Ciutadella a raíz de las populares fiestas que ya generaron imágenes que dieron la vuelta al mundo el pasado año, con las aglomeraciones que tuvieron lugar durante la celebración del Primer Toc.

La directora del Estado en Menorca, Isabel López Manchón, consideró ayer que la semana de Sant Joan en Ciutadella tiene que servir de “ejemplo” para las celebraciones veraniegas en la isla. “Son las primeras del verano, los jóvenes las cogen con más ganas, las más populares y tienen que ser el ejemplo de las siguientes. La presencia policial será disuasoria, aunque debemos ser conscientes que el virus sigue ahí”, reiteró.

Compartir el artículo

stats