DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En Leitariegos

Herido grave un osezno de seis meses que fue atropellado por un coche en Asturias

El esbardo, de nombre 'Leyta', lucha por su vida en un centro veterinario de Oviedo tras sufrir el miércoles un traumatismo craneoencefálico

Herido grave un osezno de seis meses que fue atropellado por un coche en Asturias

Se llama 'Leyta', es un osezno de seis meses y su estado de salud es muy grave. Sufrió un traumatismo craneoencefálico tras ser, supuestamente, atropellado por un coche en la parte alta de la carretera de Leitariegos a primera hora de este miércoles. El aviso lo dio un vecino a las 08.43 horas y en menos de media hora (a las 09.00) se personó la Patrulla Oso de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial, quien trasladó al animal a una clínica veterinaria de Oviedo. Las próximas horas serán decisivas, según explicaron fuentes del Principado, para saber si el ejemplar, un macho de unos cinco kilos de peso, logra sobrevivir al fatal accidente.

El Seprona de la Guardia Civil también participó en el operativo del miércoles, descartando que el esbardo hubiese recibido un disparo o hubiese sido envenenado. La principal hipótesis que maneja el Gobierno autonómico es que la cría de oso sufrió el impacto de un vehículo, aunque ningún conductor avisó del atropello. De confirmarse el accidente de tráfico, la Guardia Civil abriría una investigación para identificar al coche “a efectos civiles”, en ningún caso penales. Fuentes del cuerpo explican que habría que saber también en qué circunstancias se produjo el siniestro y si el autor se percató o no de los hechos.

En ese caso, habría una concurrencia de culpas. Es decir, el Principado tendría que hacerse cargo de los daños en el vehículo (si los hubiere) y. al mismo tiempo, la Administración regional podría reclamar al conductor que su seguro asumiese los gastos de recogida y recuperación del animal en la clínica de Oviedo al tratarse de una especie en peligro de extinción. Esto es así porque hay que hacer todo lo posible por recuperar al osezno. Según fuentes de la Consejería, el plantígrado sigue en observación con cuidados veterinarios y su pronóstico es reservado. “Hay que esperar unos días, hasta el lunes, para ver su evolución”, detallan. En un vídeo, bastante desagradable, que ha sido difundido por redes sociales, se ve a la cría de oso mover las patas para intentar incorporarse, sin éxito. El golpe que recibió en la cabeza fue muy fuerte.

La aparición de oseznos heridos es cada vez más frecuente en Asturias, debido al aumento de la población osera en la Cordillera Cantábrica. El último esbardo rescatado fue 'Yernes' en abril, que se recupera en cautividad hasta que pueda valerse por sí mismo y así ser liberado a la naturaleza. 'Yernes' fue recogido cuando pesaba solo unos tres kilos y se cree que pudo separarse de su grupo familiar como consecuencia de un incendio forestal.

Compartir el artículo

stats