DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

BORIS IZAGUIRRE Escritor y presentador

Boris Izaguirre, en Ibiza: «El ‘flaó’ es infinitamente mejor que la ensaimada»

Con fino humor y su particular ironía, Boris Izaguirre analiza su éxito profesional, el peso de la fama y su faceta de chef y comunicador: «La televisión es una necesidad en tu vida»

Boris Izaguirre, en una reciente visita a Santa Eulària.

Boris Izaguirre, en una reciente visita a Santa Eulària. JUAN SUÁREZ

Escritor y presentador. Boris Izaguirre disfruta de un gran momento profesional presentando los programas de televisión ‘Prodigios’ y ‘Lazos de sangre’ tras su paso por MasterChef. Colabora además en programas de radio y tras publicar doce novelas, ahora quiere dedicarse a hacer libretos y guiones sin pensar en la fama. 

Boris Izaguirre, uno de los personajes más populares del panorama televisivo español, ha pasado un fin de semana en Ibiza en busca de paz y días de radio.

¿Cómo ha sido su estancia en Ibiza de nuevo?

Vine a colaborar en el programa de radio ‘Por fin no es lunes’ de Onda Cero de mi compañero Jaime Cantizano y he pasado un fin de semana divino, como siempre en la isla. Me encanta la radio y siempre he participado en programas y con Jaime estoy encantado. He aprovechado mi intervención para reivindicar el flaó ibicenco, que es infinitamente superior a la ensaimada, una dictadura absurda de la harina y nada más. El flaó es algo excepcional con su hierbabuena, el requesón y la galleta. Nada que ver con la ensaimada.

¿Está aplicando sus conocimientos de MasterChef?

Aparte de mis magníficos 55 años he sido dos veces finalista de MasterChef Celebrity y si llevo a MasterChef el flaó acabo con la ensaimada. Es como el aceite de oliva italiano y el español, todo el mundo compra el italiano pero el bueno es el español. La ensaimada no aporta nada mientras que el flaó es una delicadeza.

¿Se siente ahora chef o cocinero más que presentador?

No, cada día soy más Boris y cada día estoy más feliz de que me hayan puesto este nombre.

Vive un gran momento profesional televisivo, de éxito y popularidad. ¿Cómo lo lleva?

Muy bien. Por fin me di cuente de que la televisión siempre ha estado a mi lado y tomé la decisión de desarrollar mi actividad y capacidad en este medio. Durante años decía no a ciertas cosas pero aprendí que era un medio que siempre había estado conmigo, me había orientado y dado satisfacciones. He conseguido durante tanto tiempo corresponder con el mismo amor. Siempre nos ha ido bien pero ahora mejor porque he dicho ‘sí, quiero’.

¿Se siente a gusto en los formatos que presenta ahora, ‘Prodigios’ y ‘Lazos de Sangre’?

Ambos son programas que han despegado con éxito, pensaba que eran cosas que no iban a pasar y pasaron. Estamos en la tercera edición de ‘Prodigios’, que es maravillosa, y esperando ver si hay una cuarta edición de ‘Lazos de sangre’ que para mí sería la tercera. Pienso que hago programas de éxito que incluso me han hecho recapacitar sobre mi rol en la industria, que ahora es madura y capaz de crear cosas interesantes. Me gusta estar envuelto en el éxito y estoy orgulloso de presentar estos programas.

¿Está embarcado en un nuevo proyecto televisivo?

No sabía nada de ese rumor, me alegro que me lo comentes. No soy consciente de lo que me pasa. Hace unos años intenté otras experiencias en otros lugares del mundo porque pensé que el grifo se me había cerrado en España, pero luego intuí que debía volver a mis orígenes, donde lo había aprendido todo. Y de repente surgió lo de MasterChef, que lo cambió todo, y abrí los ojos. Comprendí que habíamos aprendido mucho y decidí quedarme aquí. A veces me dicen: ‘te hemos propuesto para eso’, y yo digo: ‘bien, me encanta’ y luego no sale. O: ‘te hemos propuesto para otra cosa’ y de repente funciona. Es así como ocurre. Estoy en boca de varias personas y estoy muy agradecido por lo que hacen por mí.

Conoce muy bien Ibiza. ¿Qué significa para usted?

Es el lugar donde encuentro paz, reflexión e introspección. Me maravilla el agua y el mar. La Ibiza que conozco no es tan social como Mallorca o Menorca. Creo que soy la única persona que tienen vida social en Menorca.

¿La fama televisiva le abruma o la lleva con filosofía?

No pienso en eso nunca. Pienso que cualquier cosa que te ocurra en este aspecto en la vida hay que celebrarla como una fiesta. Con los años me he dado cuenta de que no es solo un privilegio y un honor sino que es una celebración. Es una aceptación de la forma de expresión del cariño del público y la gente. A veces puede ser controvertida o polémica pero al final es cariño.

Pero en su caso parece que es algo natural o normal

Porque soy muy natural, no pretendo dar una imagen artificial, no me sale. Naturista no soy, natural sí.

¿Tiene nuevo libro en mente?

Estoy escribiendo cosas muy diferentes. Por un momento en mi vida, y en esto tiene mucho que ver la pandemia, he descubierto que estoy en paz y quiero hacer un libreto, guiones o algo distinto ya que he publicado doce novelas. Ahora hago también audiolibros que interpreto yo mismo, en alguna ocasión.

¿El revolcón político de las últimas elecciones de Madrid le ha pillado por sorpresa?

Lo mejor que ha pasado en Madrid es la tormenta de nieve Filomena, porque limpió la ciudad, las fachadas de los edificios, reverdeció la luz de Madrid e hizo que nos volviésemos a enamorar de esa capital fabulosa de luz y esplendor que es Madrid.

¿También limpió la política?

De momento no he oído a ningún político reconocer lo que Filomena ha hecho por ellos. No son capaces de reconocer nada, esos sí que no son naturales.

¿Qué sueños le quedan?

Para mí, muchos. Me gustaría que mi seres queridos estén bien.

¿Se considera un animal televisivo?

No soy para nada animal. De pequeño soñaba con el avestruz y la jirafa. Tengo la gran suerte en mi vida de ponerme en medio de personas y sitios que son los adecuados. Tengo el don de estar en el momento justo. Conocí a Javier Sardá y me llevo a Crónicas Marcianas. Otro día estaba desesperado con mi marido, sin saber qué hacer en Miami, y Macarena Rey me dijo: tienes que hacer MasterChef. Tengo el don y el saber estar, aunque a veces lo pierda. Siempre estoy en mi sitio incluso aunque no esté.

¿Hacía dónde va la televisión con tanta segmentación?

Va hacía sí misma. La televisión es magistral, única e imperceptible. Siempre la necesitas, todo lo que tienes alrededor necesita una pantalla. Y eso es lo que es la televisión: una pantalla en tu vida.

¿Se ha dado ya el primer baño?

Me han llevado a un beach club maravilloso de forma imprevista y no me he traído el bañador, lo que lamento mucho porque tengo una colección de siete bañadores espectaculares para elegir. No me atrevo a posar en calzoncillos. No puedo hacerle eso a mi marido.

Compartir el artículo

stats