Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La histórica finca de La Granja de Esporles, en venta por 12 millones de euros tras una rebaja del 30% en el precio

La possessió de la Serra de Tramuntana, de la familia Seguí García de Oteyza, se ofrece como el lugar perfecto para vivir con gran intimidad, convertirla en agroturismo, hotel de lujo de 40 habitaciones o sede de una fundación

Imagen del edificio principal de La Granja de Esporles

La histórica finca de La Granja de Esporles, cuyo origen se remonta al siglo XII y es propiedad de la familia Seguí García de Oteyza, sale a la venta por 12 millones de euros, según figura en el catálogo de la inmobiliaria IPS, consultado por este diario, que califica la propiedad de la Serra de Tramuntana como "sublime". La antigua possessió mallorquina está en el mercado desde el año 2017, pero ahora lo hace con una considerable rebaja del 30% en su precio inicial de 17 millones de euros.

La finca es conocida desde la dominación romana de Mallorca por el importante caudal de agua de su fuente. Los árabes se instalaron fundando la alquería de Alpich. Más tarde, tras la Conquista de Mallorca se estableció en ella el conde Nunyo Sanç, que en 1239 cedió la Granja a los monjes cistercienses para que fundaran en ella un monasterio de la orden. Doscientos años más tarde, los monjes vendieron la finca, pasando años después a la familia Fortuny y más tarde a la familia Seguí.

El edificio principal, del siglo XVII y 3.800 metros cuadrados, está rodeado por jardines, estanques y pozos. Y en los amplios salones de finca se organizan eventos y celebraciones, además de visitas escolares y otras abiertas al público. Y se ofrece al visitante un recorrido museístico, además del servicio de restaurante y de bar. No obstante, desde el estallido de la pandemia del coronavirus se han dejado de organizar en la finca eventos y celebraciones, un sector de los más castigados por las restricciones de la covid-19 que desde hace meses reclama a la presidenta del Govern, Francina Armengol, una reunión para establecer un plan de desescalada.

En 2013, el entonces príncipe Felipe y Letizia Ortiz visitaron con sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, la Granja de Esporles B. Ramon

Fue en la histórica possessió de Esporles donde en el 30 de junio de 2012 se celebró el matrimonio entre uno de los propietarios de la finca, Carlos Seguí, y la presentadora de televisión Patricia Conde, pareja que se separó dos años después. Y donde un año después, el 5 de agosto de 2013, once meses antes de ser proclamado Rey de España, el entonces príncipe Felipe y Letizia Ortiz celebraron su tradicional posado de verano en Mallorca con sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, además de aprovechar la ocasión para realizar todo el recorrido por los interiores y los jardines de la propiedad de la familia Seguí García de Oteyza.

La inmobiliaria, además del carácter histórico de la finca, destaca que es el lugar perfecto para vivir con gran intimidad o invertir en el inmueble para dedicarlo a museo, agroturismo, hotel de lujo con 40 habitaciones o sede de una fundación.

Compartir el artículo

stats