Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

María J. Hohenlohe y Carlota Redón cancelan su boda en Ibiza

Iba a ser el primer matrimonio homosexual en la histórica familia alemana, pero las restricciones sanitarias que rigen en Baleares complicaban su celebración

María Juncadella Hohenlohe  y Carlota Redón.

María Juncadella Hohenlohe y Carlota Redón.

La incertidumbre sobre qué medidas restrictivas mantendrá el Govern balear respecto a la celebración de eventos privados en las islas para el mes de junio ha sido clave. María Juncadella Hohenlohe y Carlota Redón han decidido cancelar su boda, sin fecha y «hasta nuevo aviso», tal y como adelantó ayer en primicia este periódico.  

Según confirmó a DIARIO de MALLORCA María, la hija del empresario textil y expiloto de automovilismo, José María Juncadella y de la princesa Cristina de Honehlohe-Langenburg, «hemos vividos dos días de locos y ahora estamos muy afectadas por haber tenido que tomar esta triste decisión». Una decisión que viene motivada ante las estrictas medidas sanitarias impuestas por el Govern para este tipo de eventos privados y que limitan estos actos a un máximo de 15 personas en el interior y 30 en el exterior. Además, solo se permiten la instalación de mesas para cuatro personas y el uso de la mascarilla es obligatorio durante todo momento. Otras de las limitaciones en este tipo de eventos es que solo se permite el baile nupcial y no hay posibilidad de barra libre. A todo ello se suma que en el archipiélago balear todavía hay toque de queda, fijado a las 23 horas.

La pareja tenía previsto darse el sí quiero el próximo 5 de junio en Ibiza, en una ceremonia civil que se iba a celebrar a las 12.30 horas en Casa Rocío, una villa situada en Sa Caleta y que cuenta con 13 suites de lujo y mismo número de baños, además de una piscina exterior climatizada y grandes jardines con zonas chill-out. La organización del evento y el catering corrían a cargo de Samantha de España. 

«No nos ha quedado más remedio que asumir que la situación es la que es», ha confesado María J. Hohenlohe a este diario. Además, ha explicado que la boda queda totalmente cancelada y no pospuesta. «Sin fecha y hasta nueva orden». La pareja opta así por la prudencia a la espera de ver cómo se relajan las restricciones ante la evolución de la pandemia. 

Iba a ser la primera boda homosexual dentro de la aristocrática familia alemana y se había convertido en uno de los principales eventos del verano, pues se esperaba que a la isla llegaran un gran número de jóvenes herederos de la alta sociedad española. La pareja incluso había enviado las invitaciones, en las que se hacía hincapié en que la celebración cumpliría con todas las medidas sanitarias vigentes.

Cabe recordar que María Juncadella Hohenlohe es nieta del príncipe Alfonso de Hohenlohe, conocido como el fundador de Marbella y es también prima de Javier Martínez de Irujo -sobrino del duque de Alba- que está casado con Inés Domecq. Por su parte, Carlota Redón es hija de Pepe Redón y la estilista Katia Cañedo, expareja de Cayetano Martínez de Irujo

Entre las amistades de las novias se encuentren nombres como el de Álvaro Falcó y su novia, Isabell Junot, Alonso Aznar, Claudia Osborne y Carlos y Felipe Cortina.

Compartir el artículo

stats