DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

José María Royo: "Para ganar 'MasterChef' se necesita astucia, concentración, imagen y personalidad"

"Si tuviera que elegir a un jurado para irme a cenar invitaría a Pepe Rodríguez, me río mucho con él y me identifico con su forma de cocinar. A mí la vanguardia no me tira mucho, soy más tradicional" ? "Los postres han sido los reyes de las casas en estos días de confinamiento"

José María Royo, en un momento de la octava edición de 'MasterChef', programa que se emite en La 1 de Televisión Española.

José María Royo, en un momento de la octava edición de 'MasterChef', programa que se emite en La 1 de Televisión Española.

P ¿Qué se necesita para ganar MasterChef?

R Concentración, astucia, ir progresando en cada prueba y saberlo reflejar en el emplatado. También es importante tener la imagen y personalidad necesaria para poder ser un buen embajador de Masterchef en todos los medios

P ¿Qué le llevó a tocar a las puertas de 'MasterChef'?

R La verdad es que fue mi hija Carlota la que me apuntó al casting, ella sabía que nunca tuve el valor de hacerlo yo y no lo dudó. De hecho cuando me seleccionaron no quise ir y junto a Marta, mi pareja, ambas sacaron los billetes de avión.

P ¿Qué está aprendiendo de esta aventura televisiva?

R He aprendido técnicas de cocina que desconocía, sobre todo de cocina vanguardista, consejos, recetas y trucos de los mejores chefs.

P ¿Con qué miembro del jurado se iría a cenar?

R Me llevaría a cualquiera de los tres, son magníficos. Si solo pudiera invitar a uno sería a Pepe Rodríguez, me río mucho con él, y me identifico con su forma de cocinar. La vanguardia no me tira tanto, yo soy más tradicional cocinando.

P ¿Qué le define en la cocina?

R Los arroces. Desde muy pequeño me interesé por conocer y aprender a cocinar el plato que mejor define la gastronomía española, sobre todo la gastronomía mediterránea, y también la asiática, ya que viví muchos años en Inglaterra y allí es donde me interesé por la misma.

P ¿Qué caracteriza a sus platos?

R Realmente son platos muy tradicionales pero bien elaborados. Producto de mercado obligatorio y ponerle mucho amor, sin amor no sale. Me pongo algo nervioso a la hora de emplatar.

P ¿Qué fue primero: su pasión por la música o por la cocina?

R La cocina. A los 10 años, aprovechando una escapada de mi madre al trabajo y mientras la chica que nos cuidaba planchaba, hice mi primera tortilla. Fue a los 13 cuando empecé mis primeros pasos en la música después de que mi madre me regalara mi primera guitarra.

P ¿Sigue vinculado al mundo musical?

R Muy vinculado, no dejo de componer. Mi último trabajo se puede escuchar en Spotify. Estoy preparando nuevos temas para lanzarlos tan pronto pueda.

P Rebobine y recuerde todos los grupos en los que ha militado.

R El primero, en la época dorada de Gomila, se llamaba Hora Locallo y lo formé junto a Quico y Jaime Ros, y Manolo Navarro. Más tarde llegó Blue Meany. Actualmente mi nombre artístico es McRoyal, y hago lo que siempre quise hacer, pop británico. Se puede escuchar en todas las plataformas digitales. También tenemos un grupo tributo a los Beatles (The Lessbeats), con el que hacemos fiestas exclusivas.

P ¿Qué comparten ambas disciplinas, música y cocina?

R La música y la cocina siempre han ido de la mano. De hecho el arte siempre lo hace, cocinar es arte y la música, también. No es lo mismo cocinar sin música que con música, que te relaja y te ayuda a concentrarte en lo que haces. ¿Sería lo mismo sentarte a cenar con tus amigos sin música de fondo? ¿O en un restaurante? ¿O en una boda?

P Recomiende un plato para digerir tanto confinamiento.

R Durante el confinamiento hemos tenido que aprender a cocinar con productos del supermercado sin poder comprar en los mercados. Cualquier elaboración hecha con amor es buena para pasar el confinamiento. Los postres han sido los reyes de las casas estos días de encierro, los pasteles y la repostería.

P ¿Sueña con abrir un restaurante?

R La verdad es que desde muy jovencito he soñado con tener mi propio restaurante pero por suerte o por desgracia con la cantidad de trabajo que siempre he tenido nunca he tenido la oportunidad de dedicarme al cien por cien. Abrir un restaurante no es fácil, se necesita mucho tiempo y dedicación. Tengo un pequeño proyecto pero de momento no lo puedo contar. También tengo algo que ver con el mejor restaurante chino de Palma, Hemudu.

Compartir el artículo

stats