25 de agosto de 2019
25.08.2019
Una siesta con...

Abdón Prats: "Mi objetivo primordial es asentarme en primera división y jugar muchos años"

El jugador, que regresó al club bermellón en 2017, asegura sentirse más identificado que nunca con los colores de su equipo y cuenta que uno de sus sueños es formar una familia

25.08.2019 | 00:13
Abdón Prats, el autor del gol que sentenció el ascenso del Real Mallorca el pasado junio.

No mira la tele y asegura que siempre está haciendo algo cuando no juega a fútbol. Duerme, como mínimo, siete u ocho horas, y ya. No es de siestas, pero para relajarse elige, sin duda, estar en la Col·lònia de Sant Pere. Y si es con su familia –los señala a todos: madre, hermanas, abuelos, sobrinos, primos...– mucho mejor. "Soy muy familiar", apunta un par de veces, y no para de sonreír cuando recuerda lo felices que fueron sus sobrinos y hermanas el día del ascenso. "Incluso vinieron mis abuelos porque sabían que sería un día especial, y eso que mi abuela no puede ni ver los partidos por la tele porque lo pasa muy mal".

P ¿Qué hace si no juega a fútbol?
R Intento disfrutar de la familia y los amigos. Y me encanta la naturaleza, salir a navegar, ir a darme un chapuzón al mar.

P ¿Cómo descansa un futbolista?
R Nos acostumbramos a dormir mínimo siete u ocho horas para poder estar fresco para entrenar y rendir a un buen nivel.

P Esa rodilla, ¿cómo está?
R Bien, ya estamos en la última fase de recuperación, me quedan unas pocas semanas. Por suerte no ha sido una lesión de más de medio año, pero la verdad es que me llenó de tristeza. Se me juntó la alegría y euforia del ascenso con la pena y la rabia de la lesión. Pero ahora ya estoy contento.

P ¿Estar lesionado es como echarse una siesta de las presiones del equipo, o bien le obliga a estar despierto para dar lo mejor de ti a la vuelta?
R Desconectas un poco porque no entrenas con el equipo, sigues una rutina y una dinámica diferente para recuperarte. No estás pendiente de si entras en la convocatoria o no, estás un poco más tranquilo, pero a la vez te sientes impotente porque no puedes ayudar al equipo.

P Desde que volvió al Mallorca todo ha sido muy intenso. De Segunda B a A, y ahora a Primera. ¿Este es el sueño de cualquier niño pequeño?
R Claro. Y más siendo mallorquín. Yo tenía muchas ganas de volver al Mallorca y al fútbol profesional. Lo que hemos conseguido no se lo esperaba mucha gente. Nosotros teníamos la ilusión, lo vivíamos mucho desde dentro sin querer expresar mucho lo que sentíamos de cara al público. Al final, el trabajo del día a día y llevar la temporada con humildad nos ha llevado hasta aquí.

P Minuto 81... Ya está sonriendo.
R Es un minuto [cuando marcó el gol decisivo contra el Deportivo de la Coruña] que no se me olvidará nunca. Ayer tuve la suerte de ir a entrenar a Son Moix y me puse justo a la posición desde la que controlé la pelota y me dirigí hacia la portería. Son momentos y recuerdos mágicos, nada podrá borrar esa imagen de mi cabeza.

P ¿Qué le hace dar vueltas en la cama sin poder conciliar el sueño?
R Profesionalmente, das muchas vueltas a las cosas que no han salido bien. Por ejemplo, cuando vuelves de un partido malo estás muy inquieto. Entre la tensión, la adrenalina, los errores que se hayan podido cometer€ no paras de dar vueltas a todo y dormir se hace muy complicado. A nivel personal, supongo que como todo el mundo. Todas las personas pasamos malas épocas... Pero bueno, hay que decir que, normalmente, cuando me meto en la cama me quedo frito. Soy muy tranquilo. Y, con los años de crecimiento personal, he aprendido a controlar la mente, los pensamientos. Esto es muy importante.

P ¿Hace cinco años se esperaba estar aquí o era una ilusión lejana?
R La verdad es que no. Salí del Mallorca y, cuando no sales, no piensas en volver, aunque sueñes en la posibilidad de volver al club de tu vida. No esperas que suceda tan pronto y que ocurran estas cosas tan mágicas que han pasado los dos últimos años. Ahora empezará el tercer año de mi etapa aquí, y me siento más identificado que nunca con el club. Cualquier tontería que pase en la Ciutat Esportiva, como fundirse una bombilla, siento que pasa en mi casa. Quiero trabajar para que todo esté perfecto. Siento mucho amor por este club desde siempre, donde llegué con 16 años. Mi tío [el que fuera guardameta del Mallorca, Toni Prats] también salió de aquí y volvió después.

P ¿Qué es lo peor que le podría pasar?
R A nivel profesional, tener una lesión grave que te aparte del terreno de juego durante muchos meses y que pueda poner en duda tu futuro. Personalmente, para mí la familia es lo más importante. Lo peor sería perder a un miembro de mi familia, no quiero ni pensarlo.

P Vive en un sueño, en una nube. ¿Qué viene ahora?
R Mi objetivo primordial es asentarme en primera división, jugar muchos años en la categoría. Y, bueno, también me gustaría encontrar una persona que me acompañe en el camino. No tengo prisa, no me quiero equivocar. Yo, con esto, prefiero ir tranquilo. La fama te puede despistar. Y, como soy muy familiar, me apetece mucho formar una gran familia, educada, feliz, mágica. Siempre me han gustado mucho los niños.

P ¿Qué es lo mejor de ser futbolista?
R Las emociones, sean positivas o negativas, los recuerdos y los amigos. Y lo peor es que a veces no puedes estar en los momentos importantes de la gente que más quieres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sorteos

La cala misteriosa

¿Reconoces esta playa? Adivina las calas que te proponemos y cada semana entrarás en el sorteo de un libro de 'Todas las playas de Mallorca', de Miguel Ángel Álvarez Alperi.

 


RCD Mallorca - Atlético de Madrid

Sorteamos cinco entradas dobles para el partido del 25 de septiembre en Son Moix.