Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Me gusta... ya no me gusta

Playa o piscina

Quiero una piscina libre de medusas, tiburones y vertidos - Nadar en el mar es vivir la sensación de ser libres

Playa o piscina

Playa o piscina

Quiero una piscina libre de medusas, tiburones y vertidos, Silvia Velert

Te adentras en la playa y ¡horror! puedes encontrarte todo tipo de escenas terroríficas que aguarán un día fantástico en el mar. Empezamos el verano con una invasión de medusas entre las que la reina fue la carabela portuguesa. Más tarde apareció un tiburón en Cala Domingos que espantó a los bañistas aunque después supimos que estaba moribundo. Y si ya no teníamos suficiente aparecen los vertidos de las depuradoras en cuanto se produce una tempestad. Así que voy corriendo a refugiarme en una piscina aunque deba soportar el gusto a cloro y bañistas incívicos porque no gano para sustos en las pacíficas y cristalinas zonas de costa.

Nadar en el mar es vivir la sensación de ser libres, por Anabel Ruiz

Vivir en sa roqueta es un lujo ya que contamos con las mejores playas del mundo. Paisajes idílicos con el agua cristalina propios de cualquier postal que venden en los souvenir. Y se preguntarán: ¿está hablando de esas playas masificadas en las que no cabe ni un alfiler? Obviamente no. Aún nos quedan espectaculares rincones vírgenes en la costa donde lo único que se escucha son las olas del mar. Bucear entre los peces es una sensación inigualable que nunca podrá superar la piscina. Nadar en la playa es nadar sin horarios, ni gorros y en un agua que no parece brou. Nadar en el mar es vivir la sensación de ser libres.

Compartir el artículo

stats