12 de agosto de 2018
12.08.2018
Looks de verano

Ainhoa de la Iglesia: La moda como herramienta generadora de oportunidades

La diseñadora de Koluté explica el fuerte vínculo que tiene con este proyecto, que ayuda a la inserción laboral de personas recién llegadas

12.08.2018 | 02:45
Las técnicas de inmersión sociolaboral Silvia Merino (i) y Roser Juan (c), con la diseñadora Ainhoa de la Iglesia.
Koluté significa confianza en la lengua wolof, la que habla una gran parte de la población de Senegal. Y fue gracias a la confianza que se forjó durante años entre Càritas Mallorca y Càritas Senegal que surgió en 2012 este proyecto que incluye moda, habilidades manuales y artesanas, solidaridad, unión y nuevas oportunidades. Después de cinco años trabajando conjuntamente, concretamente desde 2007, ante la masiva llegada de personas senegalesas a la isla, nació Koluté como proyecto de confección de ropa.

Así, Koluté es la marca de la ropa que sale del taller de confección industrial de Càritas Mallorca, situado en Palma. En el taller participan, en el proceso de producción de estas piezas, personas inmigrantes de procedencia africana, concretamente de Senegal. La diseñadora de estas prendas de vestir es Ainhoa de la Iglesia, que entró en el proyecto como voluntaria en sus inicios —2012—, justo cuando ella acababa de estudiar el grado de diseño de Moda de la Escola Superior de Disseny de les Balears.

Seis años después, asegura que tiene "un vínculo muy fuerte con el proyecto. Estoy muy contenta, me siento realizada y me gusta ver cómo ha crecido y sigue creciendo el proyecto". Cuenta que, al principio de empezar con la esta marca solidaria, en el taller utilizaban máquinas de coser que les habían dejado. "Empezamos desde cero, no teníamos nada. Poco a poco nos hemos ido profesionalizando. Ahora ya tenemos nuestras propias máquinas", indica De la Iglesia, la creadora de todos los diseños de Koluté, desde los vestidos a los bermudas, pasando por los turbantes, los bolsos, las faldas y las americanas.

Telas wax

Para la confección de las piezas se utilizan telas africanas de cotón, las conocidas y coloridas telas wax. "Esto es una limitación, porque este material no tiene la caída que puede tener, por ejemplo, la seda". Por esto, los modelos de la colección necesitaron su tiempo: "Empezamos haciendo ropa solamente para mujeres, y hemos ido ampliando: ahora ya producimos piezas para hombre y para niños y niñas. Y también mezclamos la tela wax con otros tipos de telas, para que haya más variedad", explica la diseñadora.

De la Iglesia utiliza la moda para ayudar, por solidaridad, para crear nuevas oportunidades. "Creo en la moda como una herramienta solidaria, que puede contribuir al cambio social, como una herramienta para sensibilizar a la gente del problema migratorio". La moda sin contenido no le interesa para nada. Tiene que tener fondo, explicar una historia. Por eso le sedujo el proyecto Koluté: va mucho más allá de la confección de ropa, pues pretende ser una motivación, una ayuda y un empujón para la inserción laboral de las personas recién llegadas a la isla.

Suma´truck
Por el momento, Koluté tiene cinco puntos de ventas físicos en diferentes municipios de la isla: en Palma, Santanyí, Ses Salines, Artà y Manacor. Aunque no tienen todas las piezas en cada una de estas tiendas, De la Iglesia sostiene que hay una gran variedad de productos de la marca. Donde sí se pueden encontrar todos los productos que confeccionan es en la página web de Koluté, donde también se pueden comprar. Además, desde este año, Càritas Mallorca ha impulsado el proyecto Suma´Truck, que no es más que la reconversión de un camión en una tienda itinerante que comercializa los productos de Koluté y otros de alimentación de Comercio Justo. De la Iglesia afirma que desde que tienen en marcha el Suma´Truck se ha notado bastante el aumento de ventas, pues así les es más fácil ir a ferias y mercados de cualquier lugar de la isla.

Vida y color

Los colores de las telas africana pueden parecer "más agresivos de lo que estamos acostumbrados a llevar", comenta De la Iglesia. Sin embargo, asegura que "cuando la gente se los pone se siente muy bien con ellos y se ve bien, porque son modelos que están muy trabajados, que se adaptan al cuerpo". Y para las personas menos atrevidas, para entrenar la vista y verse con colores vivos, la diseñadora dice que "la sección de complementos muy amplia, desde bolsos y mochilas a diademas para el pelo".

Así pues, para el verano, el look que proponen tanto De la Iglesia como sus compañeras, las técnicas de inserción sociolaboral Silvia Merino y Roser Juan, es la combinación de una falda o unos bermudas estampados con una camiseta blanca. Así, a los que no estén acostumbrados a verse vestidos con colores y estampados casi imposibles rebajan esa fuerza con el blanco.

Quien vista de Koluté vestirá de esperanza, de unión, de fuerza, de trabajo conjunto. Y podrá explicar que la moda, además de ser algo estético, un motor económico o una solución al frío, también es una herramienta generadora de nuevas oportunidades. Y que las prendas están hechas con un amor que no entiende de fronteras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Concursos

RCD Mallorca - Osasuna

Sorteamos cinco entradas dobles para el partico RCD Mallorca - Osasuna el 19 en Son Moix. 


Enlaces recomendados: Premios Cine