05 de agosto de 2018
05.08.2018

Letizia y sus hijas, a por el Rey marinero

La Reina, la Princesa de Asturias y la infanta Sofía apoyan al monarca visitando el Club Náutico en el último día de regatas

05.08.2018 | 00:02
Letizia y sus hijas, a por el Rey marinero

El último día de regatas concluyó con la visita de la reina Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, al Real Club Náutico de Palma para recibir al Rey. Pasaban diez minutos de las cuatro de la tarde cuando Felipe VI atracaba a bordo del Aifos 500, que ha quedado sexto en la clasificación final de la categoría Swan 50. Pocos minutos después la Reina y sus hijas acaparaban la atención de todos los flashes. Doña Letizia y las niñas, que no visitaban el Club Náutico desde agosto de 2015, llegaron en coche a las proximidades de las instalaciones pero recorrieron a pie, bajo un sol sofocante, los últimos metros para que los medios gráficos pudieran tomar imágenes. Mientras, don Felipe las esperaba a bordo de la embarcación de la Armada Española.

Tras saludar a los allí presentes, las tres se dirigieron al pantalán, donde aguardaba el Rey, que les ayudó a cruzar la pasarela para subir al velero. Tras distintas muestras de cariño, el monarca les presentó al equipo encabezado por el almirante Jaime Rodríguez Toubes y les enseñó la cabina de la embarcación. La Reina se mostró de lo más simpática a bordo del Aifos 500. Tras escuchar las explicaciones de Felipe VI, posaron ante los fotógrafos, se despidieron de la tripulación y accedieron a la cafetería del Club Náutico para tomar un refrigerio y combatir las altas temperaturas que está dejando esta primera ola de calor.

En un ambiente distendido, charlaron con algunos participantes a la Copa del Rey Mapfre de Vela que no dudaron en inmortalizar a la Familia Real entre velas. Durante la visita que se prolongó durante una media hora, no faltaron los gritos de "viva el Rey". Los cuatro volvieron en posar a las escalinatas de la entrada del Club Náutico para después dirigirse al vehículo que conducía el propio monarca y abandonar las instalaciones.

Doña Letizia lució un fresco vestido de color negro y blanco mientras que la Princesa de Asturias y la infanta Sofía coincidieron con el mismo vestido, una en tono rosa palo y la otra, en blanco. La última vez que la Familia Real regaló una estampa entre velas fue hace tres veranos, cuando la Reina y sus hijas también acudieron al Club Náutico en la última jornada de regatas. En aquella ocasión, acompañaron al monarca por la mañana antes de que comenzara la regata.

Sexta posición

Por la mañana, don Felipe coincidió con la Infanta Elena antes de subirse a bordo de sus respectivas embarcaciones. Y si el Aifos 500 quedó en sexto lugar, en la clase 6 Metros Clásicos, el Titia en el que navega doña Elena selló la segunda posición. En la parte social, los desayunos VIP en el restaurante El Náutico contaron con la presencia del artista mallorquín Domingo Zapata, que el jueves inauguró su primera exposición en Palma, en concreto, en la galería Ahoy!.

Ya por la noche y como ya es tradición, el Rey despidió en Ses Voltes la 37 edición de la Copa del Rey Mapfre de Vela en una entrega de trofeos que puso el broche final a esta semana de regatas en la bahía de Palma que firma la convocatoria más multitudinaria de la historia. Han sido más de 150 los barcos participantes procedentes de 29 países. En total, más de 2.000 deportistas han pasado estos seis días de regatas por el Club Náutico de Palma.

Cinco minutos antes de las nueve de la noche, el monarca accedía a Ses Voltes acompañado por la delegada del Gobierno, Rosario Sánchez; el alcalde de Palma, Antoni Noguera; el director del Real Club Náutico de Palma, Javier Sanz y la presidenta de la Federación Española de Vela, Julia Casanueva, entre otras autoridades. Tampoco se perdieron la entrega de premios la consellera de Cultura, Participación y Deportes, Fanny Tur, y el comandante general de Balears, Juan Cifuentes.

La familia de la vela se reunió anoche en Ses Voltes para aplaudir a los regatistas ganadores. Abanico en mano, la infanta Elena fue de las primeras en subir al escenario a recoger el trofeo por la segunda posición del Titia de Alicia Freire en la Clase 6M Clásicos, una categoría que lideró el Bribon. Su tripulación dedicó su undécima victoria a Don Juan Carlos, su "gran patrón, que desgraciadamente sus problemas físicos le han impedido acudir a la cita". En el escenario, los dos hermanos se mostraron de lo más cómplices, eso sí, sin dejar de lado el protocolo. Tras desfilar los regatistas de las trece categorías premiadas, Felipe VI entregó dos premios especiales que conquistaron el Bribon Movistar en la clase monotipo y el Estrella Damm, en el trofeo especial al equipo vencedor de las clases en tiempo compensado. El Antonio Banderas Design de Javier Banderas, hermano del actor, reinó en la clase BMW ORC 2. Tras la foto de familia de los ganadores, la fiesta de celebración continuó en Ses Voltes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sorteos

La cala misteriosa

¿Reconoces esta playa? Adivina las calas que te proponemos y cada semana entrarás en el sorteo de un libro de 'Todas las playas de Mallorca', de Miguel Ángel Álvarez Alperi.

 


RCD Mallorca - Atlético de Madrid

Sorteamos cinco entradas dobles para el partido del 25 de septiembre en Son Moix.