La infanta Elena y su hija Victoria Federica se han acercado este mediodía al Club Nàutic de Palma a un día de que empiece la edición 37 de la Copa del Rey de Vela. Durante su paseo por el espacio marítimo, madre e hija han saludado a la tripulación de la embarcación del rey Juan Carlos, el Bribón. La competición está marcada, este año, por la ausencia del emérito, que se debe, según fuentes oficiales, a un dolor muscular en la muñeca.

En el Club Nàutic no han coincidido el Rey y su hermana, pues este se encuentra en el mar entrenando en el Aifos, con su tripulación. Felipe VI llegó con la reina Letizia y sus dos hijas ayer a Marivent.

Victoria Federica ha llegado hace apenas unas horas a Mallorca, desde Bilbao. Ha viajado sola, bajo la protección de un guardaespaldas. Como todo el mundo, la hija de la infanta Elena ha hecho tanto la cola de embarque como la cola de facturación. Eso sí, sin apenas levantar la cabeza del su móvil.