Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esporles

La Granja de Esporles sigue en venta sin prisas "en su mejor momento"

Uno de los copropietarios de la empresa y finca familiar, Alberto Seguí, asegura que aunque la propiedad está en venta "no hay prisa", ya que están todos "encantados" con el ejercicio del 2018

La Granja se vende desde hace un año por 17 millones de euros, pero la familia asegura que "no hay prisa".

El 2018 aún no ha acabado, pero está siendo un año muy próspero y "de récords" para el negocio de La Granja de Esporles, una posesión con más de 400 años de historia que pertenece a la familia Seguí García de Oteyza. Uno de los copropietarios de esta empresa familiar, Alberto Seguí, ya ha podido calificar este año como "el mejor de la última década para el negocio".

Aunque esta finca, que consta de una vivienda de más de 3.000 metros cuadrados de superficie habitable y más de 24 hectáreas de terreno, lleva más de un año en venta, anunciada en la página web de dos inmobiliarias, la familia asegura que encontrar un comprador no es una prioridad, pues "no hay prisa para venderla", ya que decidieron ponerla en las inmobiliarias por curiosidad, "para ver qué pasaba", según explica Alberto Seguí.

La finca está a la venta por un precio de 17 millones de euros. "Nuestro padre era el único propietario de La Granja, y cuando murió tuvimos que establecer el valor de mercado de la finca", cuenta Seguí. "No la pusimos a la venta con la intención de venderla enseguida porque, la verdad, es que estamos encantados con los resultados de la nueva gestión", apunta.

La Granja, que está situada en la carretera de Banyalbufar, ofrece un amplio abanico de actividades, que van desde celebraciones de bodas y comuniones, eventos de Team Building, a visitas al museo y al entorno natural que envuelve la finca. Sin olvidar sus servicios gastronómicos: el restaurante, donde se pueden comer platos tradicionales de la isla; el bar con terraza; y la tienda degustación, donde se pueden adquirir productos típicos de Mallorca.

Según Alberto Seguí, ha habido posibles compradores que se han interesado por La Granja durante este año que ha estado publicitada en las inmobiliarias. Sin embargo, y aunque "todo tiene un precio", de momento la propiedad sigue siendo de la familia Seguí García de Oteyza.

En La Granja fue donde la reina Letizia se dejó ver con sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, pasear de manera relajada en un entorno de la Serra de Tramuntana. También fue donde, en el año 2012, la actriz y presentadora Patricia Conde y uno de los propietarios de la finca, Carlos Seguí, se casaron, aunque se divorciaron un año y medio después.

Compartir el artículo

stats