DTO ANUAL 25,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aniversario

Marivent, 50 años de la primera apertura pública

El acceso de los ciudadanos a la finca tiene el precedente de 1967, cuando se abrió como Casa-Museo de Saridakis

Marivent, 50 años de la primera apertura pública

Marivent, 50 años de la primera apertura pública

2017 no es el primer año que los ciudadanos han podido visitar Marivent. De hecho, mañana se cumplirán 50 años de la primera apertura pública de la finca que primero ocupó el pintor, mecenas y coleccionista egipcio Juan de Saridakis y que posteriormente se convirtió en residencia estival de la Familia Real.

Las dos únicas aperturas públicas de la propiedad se han dado en condiciones muy distintas. Si bien la última ha sido parcial -se ha exhibido únicamente una tercera parte de los jardines y el palacio se ha mantenido cerrado a los ojos curiosos de los ciudadanos-, la primera sí permitió pasear por los pasillos de la edificación, repletos de obras de arte. No en balde, en julio de 1967, Marivent se abrió como Casa-Museo de Arte Saridakis. Durante el recorrido, que fue gratuito durante varios meses, el espectador podía contemplar obras de Sotomayor, Sorolla, Anglada Camarasa, Zuloaga, Benedito, Delacroix, Mir, Ribas o del propio Saridakis.

Plano de una de las fachadas del palacio. DM

Las crónicas de la época también señalaban los bronces y esculturas originales de Laura Mounier. Y el otro tesoro artístico que escondía Marivent: las nutridas y valiosas colecciones de cerámica. Unos conjuntos preciosos que aglutinaban más de 400 piezas de Marcelina y otras muchas de la escuela catalana de Manises. También es destacable la lámpara de cristal de Murano y un valioso espejo veneciano.

La mano de Ana Marconi, la viuda de Saridakis, aún puede verse en los jardines que se han abierto al público estos meses y que volverán a hacerlo el 15 de septiembre. Un parque silvestre con su pinar, entre otras especies. La actual aportación de los herederos de Joan Miró con doce bronces ha dado aún mayor valor a esta atractiva zona verde de Cala Major.

Fue el propio Saridakis quien mandó construir el complejo de Marivent. Dos años después de su muerte, fue donado a la Diputación Provincial de Balears como museo público por su viuda. La condición de la donación pasó por que se abriera al público para exhibir 1.300 obras de arte de diversas épocas, una biblioteca de 2.000 volúmenes y un centenar de muebles de distintos estilos.

Una de las estancias de Marivent con un gran cuadro. D.M.

Fue en 1972 cuando se decidió ceder Marivent para las vacaciones de don Juan Carlos y su familia. Tras un año de obras, en concreto en verano de 1973, estrenaron el complejo como residencia estival. La primera noche que pasaron allí fue la del 4 de agosto.

De los primeros veraneos, queda en el recuerdo una estancia en Marivent humilde y con escasas medidas de seguridad. Los reporteros locales retrataban directamente a don Juan Carlos jugando con sus hijos y sus perros en la terraza de la casa. La ascensión al trono en noviembre de 1976 cambió las cosas y el ambiente campechano dio paso a un fortalecimiento del protocolo y también a una salvaguarda cada vez más celosa de su intimidad.

Compartir el artículo

stats