Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¡Cómo hemos cambiado!

Richard Branson, el magnate que conquistó la Serra

El multimillonario se sintió atraído por Deià y adquirió La Residencia, el hotel de lujo que seduce a personajes de primera fila y sirve al empresario para aislarse "de todo y de todos"

El multimillonario Richard Branson en Mallorca.

Descubrió el hotel La Residencia de Deià en los ochenta de la mano de sus amigos Mike Oldfield, Elvis Costello y Kevin Ayers, músicos pertenecientes a la discográfica 'Virgin', que creó el empresario británico. Richard Branson se sintió atraído por esta localidad de la Serra y decidió adquirir este establecimiento de lujo, que cada verano cautiva a personajes de primera fila y vivió su época de esplendor en los años noventa. En esta fortaleza de la Tramuntana veranea el magnate junto a su amplia familia para aislarse y encontrar un refugio.

El creador de una de las compañías discográficas más importantes del mundo en los setenta compró el lujoso hotel en 1987 a su amigo Axel Ball. En el mes de julio de aquel año, con 36 años, entró en la lista del Guinness al cruzar el Atlántico en globo, y lo celebró veraneando en Deià rodeado de su esposa y su hijo Sam, de tan solo veintidós meses de edad.

Desde entonces una selecta clientela se aloja en las más de treinta habitaciones que forman este alojamiento integrado por las antiguas fincas de Son Moragues y Son Canals de Deià.

Sin duda, el desfile de destacadas celebridades por La Residencia -en su mayor parte vinculados a Branson por lazos profesionales y de amistad- fue más intenso en los noventa y convirtió a Deià en el foco de la atención mundial.

Procedentes del sello discográfico 'Virgin' aterrizaron el músico Mike Oldfield y el guitarrista Kevin Ayers, que se alojaron en el verano de 1991, y el cantante británico Bob Geldof. Una década antes ya se había hospedado en el hotel del multimillonario el actor Rupert Everett, protagonista de 'Another country'.

Los emperadores del Japón, Akihito y Michiko, visitaron la isla en octubre de 1994 y disfrutaron de su última cena junto a los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía en el restaurante El Olivo, ubicado en el hotel de Branson. La princesa Lady Di fue huésped de su amigo en agosto de 1996 y tres años después llegó acompañado de su familia el director de cine de Hollywood, George Lucas, para descansar alejado de los focos. Menos discreto se mostró el actor Pierce Brosnan, que reservó diez habitaciones en agosto de 1999 cuando llegó acompañado de su hijo Dylan Thomas y su novia la periodista Keely Shaye Smith.

El creador del imperio 'Virgin', que abarca desde una casa de discos hasta una compañía aérea, quiso dar rienda suelta a sus ansias expansionistas en la Serra intentando comprar varias fincas en Banyalbufar, una tercera parte del municipio, para levantar un hotel de superlujo y una residencia privada para su familia.

Pero el propietario de una de las mayores fortunas del mundo, que asciende a unos 5.000 millones de euros, se encontró con la oposición del consistorio que aplazó su proyecto para construir un complejo turístico.

En cambio Branson parece no haberse rendido y ha adquirido recientemente la finca de Son Valentí de este municipio montañoso para seguir conquistando la Tramuntana.

Mientras tanto, el multimillonario procura recluirse cada verano en Deià, que tal como la definió en una ocasión es "el refugio donde me aíslo unos días de todo y de todos". A esta fortaleza acude la familia Branson con sus hijos fruto de sus dos matrimonios, lejos de las miradas indiscretas.

Compartir el artículo

stats