02 de enero de 2016
02.01.2016
Nochevieja

Cort se comió las uvas en diferentes lenguas

La mitad de las personas que llenaron la plaza del ayuntamiento para dar la bienvenida al 2016 fueron turistas, con mayoría de alemanes, latinoamericanos y asiáticos - Gomila y el Paseo Marítimo fueron los lugares escogidos para prolongar la fiesta hasta altas horas de la madrugada

02.01.2016 | 11:37
Cort se comió las uvas en diferentes lenguas
Más de cinco mil personas, entre ellas muchos turistas, desfilaron el pasado jueves por Cort para disfrutar con las campanadas. Una fiesta que a diferencia de otros años se alió en esta ocasión con el buen tiempo y venció a un enemigo, el terror impuesto por los yihadistas, que fue vigilado por un dispositivo especial de la Policía Local.

A las once de la noche el ambiente en la plaza del ayuntamiento era ya el de una auténtica verbena. El grupo musical La Movida Band animó a los presentes con canciones de grupos como Héroes del Silencio, Los Secretos o Seguridad Social. Mallorquines, británicos, alemanes, latinoamericanos, italianos, chinos e indios desataron sus caderas, sin perder de vista a en Figuera, hasta que llegó la hora.

Una explosión de júbilo se apoderó del centro de Palma a las doce en punto, momento en que corrió el champán y los besos. "A 2016 le pido el fin del terrorismo y de la pobreza", exclamó Zhou Ho, ciudadano chino que se estrenaba en Cort. "Yo me conformo con un trabajo, eso sí, bien pagado", comentó Quim Riutort, actualmente en el paro. "Mi deseo pasa por la política. A ver si de una vez por todas nos gobierna gente decente", espetó Carme Mas.

Los selfies, los disfraces y el matasuegras fueron las armas más utilizadas durante un jolgorio que, en Cort, se prolongó hasta las tres de la madrugada. 2016 empezó como se despidió 2015, a ritmo de rock. Escuela de Calor fue el tema escogido para la bienvenida al Año Nuevo. "Para nosotros esta actuación supone la culminación de nuestra carrera, todavía corta. Ojala podamos repetir una experiencia como esta", suspiró Maties Tortella, de La Movida Band.

Tras el pop rock de los 80 sonó la "música para todo el mundo, sin horteradas", apuntó Conejomanso, de Maraca Club, uno de los dos dj's que se encargó de incitar aún más al baile a los congregados en Cort con canciones de Black Eyed Peas o los Monty Phyton.

"Cort se nos está quedando pequeña", protestó Guillem Riera, un vecino de Palma que suma "toda la vida" celebrando las campanadas frente al ayuntamiento. "Ya podrían montar fiestas como esta en otros puntos de la ciudad", añadió.

Entrada la noche, la fiesta se trasladó a Gomila, Sant Magí y el Paseo Marítimo, puntos calientes de una noche muy larga. La discoteca Tito's fue de las más visitadas, con el reclamo del dj de electrolatino Jay Santos. También Es Gremi, en el polígono de Son Castelló, que programó una velada ambientada en el pop, la electrónica, el rock y el hip hop. Ya por la mañana, hubo quien eligió la playa de Can Pere Antoni para darse el primer chapuzón del año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sorteos

Campus Álex Abrines 

Participa en el sorteo para ganar una inscripción gratuita en el Campus Álex Abrines.  

Enlaces recomendados: Premios Cine