Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Quequé: "El humor se tiene que reír de lo más sagrado porque si no, para qué sirve"

Quequé: "El humor se tiene que reír de lo más sagrado porque si no, para qué sirve"

Quequé: "El humor se tiene que reír de lo más sagrado porque si no, para qué sirve"

Héctor de Miguel Martín, más conocido como Quequé, es el maestro de ceremonias de ´The Hole´, papel que comparte con La Terremoto de Alcorcón. Un espectáculo instalado en la isla, en Son Fusteret, que ha sorprendido al público con sus primeras funciones

Le podemos ver en el Club de la Comedia y escuchar en La vida moderna, el programa de la cadena Ser que presenta y dirige su compañero de profesión David Broncano. Ahora el polifacético humorista se embarca en una nueva aventura de la mano de The Hole, una reinvención del cabaret que ha aterrizado en Palma.

-¿Cuáles son los temas más recurrentes en sus monólogos?

-Yo tiro mucho del humor de pareja pero también de la política. Aunque no sea explícita siempre está en pequeños comentarios. Y últimamente el tema recurrente mío, porque ya tengo una edad, es hablar de la madurez, de cuando ya empiezas a ver los 40 y te empienzan a doler cosas que no te dolían antes.Me divierte mucho porque me gusta humillarme cuando hago humor y reirme mucho de mí mismo.

-¿En el humor todo vale o hay temas prohibidos?

-Todo debería valer pero en España, no. Hay que empezar a asumir que no se puede hacer humor con todo. A mí me gustaría que no fuera así pero la ley te impide por ejemplo difamar a la Corona. El humor se tiene que reír de lo más sagrado porque si no, ¿para qué nos sirve? Y la libertad de expresión que es lo que ampara o debe amparar al humor está para lo que molesta, para lo que no, no hace falta.

-¿Qué opina del humor negro? ¿Lo de Zapata es desmesurado?

-A mí no me hacen gracia los chistes sobre Irene Villa, pero ¿por qué voy a meter a un tío en la carcel por hacerlo? Si es lo que le gusta pues oye, habremos fallado como sociedad en algo, pero no veo porqué hay que prohibirlo. Lo de Zapata es una cacería política, han aprovechado eso para hundir a un tío que podría haber sido un buen concejal de cultura, nunca lo sabremos.

-Sus chistes sobre política son muy frecuentes ¿Ha tenido alguna vez problemas por ello?

-Un montón. Yo enfado a todo el mundo de izquiedas y de derechas.

-¿Cómo llegó a The Hole?

-Me hicieron la propuesta hace año y medio y me quedé muy loco porque me había encantado. Lo había visto dos años antes y pensé: qué bien se lo pasa Alex O´Dogherty haciendo esto. Nunca me imagine hacer algo así."The Hole es un chute de energía, un espectáculo honesto que garantiza risas y sorpresas"

-¿Qué tiene ´The Hole´ para que guste tanto y reciba buenas críticas?

-No defrauda. Es un espectáculo muy honesto que promete muchas risas y sorpresas. Todo el rato pasan cosas durante la función, en el descanso e incluso cuando acaba. Es un chute de energía.

-¿Cree que era necesario darle la vuelta al género del cabaret?

-Sí, totalmente, y sin ser cabaret estrictamente porque es una mezcla de muchas cosas. El cabaret estaba un poco caspa y era un poco machista. The Hole es todo lo contrario, es un canto a la libertad sexual y moral.

-¿Cuál es su función como maestro de ceremonias?

-Considero que esta es mi casa y recibo a mis 800 invitados cada noche y organizo una fiesta en la que presento en sociedad a mi amor. Y además voy dando paso a los acróbatas y a todos los personajes de The Hole.

-¿Qué le diría a todos aquellos que aún no lo han visto?

-Que tienen que venir, porque es el carpe diem del entendido, que al final tiene una moraleja: que la gente viva la vida. En estos tiempos es un espectáculo necesario. Porque está la moral de la tropa un poquito baja y hay que levantarla. Hay que aprender a reirse, sobretodo de uno mismo.

-¿Cree que las producciones españolas están infravaloradas?

-Sí porque las infravaloramos quizás nosotros mismos. The Hole es una producción que ha estado en París, México, Argentina y es un poducto cien por cien español.

-¿Qué ha supuesto para usted The Hole a nivel personal y profesional?

-The Hole me ha abierto mucho en todos los sentidos. Saber que puedo medio bailar en un escenario. Puedo dejar ese personaje de Quequé tan parado e irónico. Creo que me ha venido bien actoralmente. Mis pretensiones nunca fueron ser actor, pero yo quiero jugar y si me ofrecen jugar voy a jugar. Seguir jugando me ha dado la oportunidad de decirme a mí mismo: mira, puedo hacer otra cosa.

Compartir el artículo

stats