Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contraluz

El vestidor

El vestidor

El vestidor

Domingo 31: tuku taka

¿Cómo? ¿Que no saben qué es eso del tuku taka? Porque no escuchan latino ni bailan reggaeton. La expresión la ha acuñado en España la niña Chabelita, que recibió en Honduras donde anda de reality la visita de su novio. Alberto Isla no. Ese, padre de su hijo Albertito, quedó atrás. Es otro. Un chavalín. Con la sorpresa sorpresa el programa quería emular el desembarco de Normandía que protagonizaron en otra edición Amador Mohedano, otro que quedó atrás, y Rosa Benito, con revolcón en la arena, burda imitación low cost del de Burt Lancaster con Deborah Kerr. Les preguntaron qué querían hacer y ella dijo tuku taka tuku taka. Para facilitar el espectáculo, se les sirvió a los pipiolos espaguetis con albóndigas y una tienda de campaña tipo igloo. Privilegios de reina (otra vez con perdón). Todo el día tostándose al sol, vuelta y vuelta. Y encima, premio. Luego se quejarán los del clan pantojil si les llaman enchufados. A la madre, también, a decir de otras reas, la llevan en palmitas en el penal sevillano. Al chico no han tenido agallas de ponerle una serie en la caja tonta, pero sí en internet. "Ella me pide que le dé tuku tuku taka taka ... Tuku tuku taka taka, tuku tuku taka taka, tú dices que me quieres y no me quieres na', tú dices que me quieres y lo que quieres es plata".

Lunes 1: la de la ceja

Acertó quien, más allá del "dientes, dientes" edición 2015, más acá de la conjunción del atuendo con el turismo bicolor en que tito Agustín la fue a recoger, dio con el detalle clave. Ahora que la tendencia son las cejas espesas va Isabel y sale de presidio con un hilo sobre los ojos tipo Alaska. Las cejas dicen mucho de la persona, hablan más de una que si una se enchufa al polígrafo de Conchita. Dicen los expertos en lectura de rostros, los intérpretes cejunos, que quienes llevan las cejas demasiado depiladas suelen tener "poca confianza en sí mismas y poca capacidad de decisión". Mal diagnóstico. También hay astrólogos que leen la buena o mala ventura en la línea del entrecejo. De ser cierto, la Pantoja no anda fina. Al final va a ser verdad que tiene mal fario.

Martes 2: política

Carmen Lomana, de profesión su vida social, regresa a la civilización y se entera de la renuncia de Juan Carlos Monedero como número tres de Podemos. La amiga de Monedero „recordarán ustedes que primero se pelearon y luego se reconciliaron tomando cervezas en el ambiente de él y roscón de reyes gourmet en el de ella„ se extraña. "No tiene ambiciones políticas y es bastante coherente con su forma de ser y pensar", dice. Luego pregunta por los resultados electorales. "Soy muy neutral, no soy de ningún partido", añade, pero aplaude el bofetón electoral al PP y jalea el éxito de Manuela Carmena. Y a renglón seguido descuelga el teléfono y llama a su asistenta. Para que le vaya planchando el fondo de armario de millonaria podemita.

Miércoles 3: pitonisa

¿Dónde están ahora las plataformas Stop y la futura alcaldesa de Barcelona? ¿y el sindicato de brujas dónde está cuando se le necesita? ¿de akelarre? María Antonia Pérez Sánchez ha sido desahuciada debido al impago de 15 meses del alquiler de un piso. Leen a diario noticias así. Ya, pero es que Mª Antonia es Aramís, Aramís Fuster. La vidente, la pitonisa, la reina del ocultismo. Según testimonios, cuando entraron en la casa para desalojarla, lo único que allí encontraron fue una escoba. Una escoba de bruja. Aramís, en su perfil en Facebook, habla de mentiras, de despechos y venganza. Por si acaso, ya hay movimientos a su favor en las redes sociales: "ayuda a Aramís Fuster a pagar su desahucio". La versión 3.0 y en euros del mítico "Si una peseta me diera cada español..." de Lola Flores. ¿Qué será lo siguiente, por dios, incautarle las bolas de cristal? ¿contraprogramar sus conjuros metiéndola no ya a la foto, sino ella misma en el congelador? Ya lo dice su colega Paco Porras: Si es vidente debería haber visto venir el desahucio. Ya, y Sandro Rey adivina los premios de la Lotería y ahí sigue, en un cuartucho televisivo a las tantas de la madrugada.

Jueves 4: monegascos

En Mónaco arrecian los rumores sobre la posible ruptura de Carlota y su actor cómico (qué quieren, las princesas monegascas son muy del espectáculo, artistas de circo, actores de Hollywood, playboys, guardaespaldas, etc) . Menos mal que Hola está al quite para desmentir y ver sonrisas y amor donde los demás ven malos rollos y apostar por la familia, y más si es real. Y digo menos mal porque ahí está la famosa maldición de los Grimaldi. Desde el siglo XV cuando una gitana echó una maldición a un Grimaldi mujeriego: ninguno de sus descendientes hallarían la estabilidad emocional si contraían matrimonio antes de los 50. Y así ha sido hasta ahora. Suerte que Alberto se casó rebasada la cincuentena. Se les ve tan felices a él y Charlene. La gitana se revolverá en su tumba.

Viernes 5: templanza

Moderación, sobriedad y continencia. Eso es templanza. Una de las cuatro virtudes cardinales [véase La República (con perdón), Platón]. En la jerga de la tauromaquia, ajustar el movimiento de la capa o la muleta a la embestida del toro, para moderarla o alegrarla. José Ortega Cano „a quien Terelu se refiere siempre como maestro„ vuela ya semilibre con su tercer grado penitenciario, su Ana María y sus niños más o menos díscolos. En la cárcel, dice, ha tenido tiempo para pensar. Y para hacerse el tinte, añado yo. Con esta escuela, el viudo de la más grande se permite ahora darle consejos al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. Nada que no haya hecho antes su fan Jorge Javier Vázquez, vamos. O Belén Esteban con Mariano Rajoy, sin ir más lejos. Las redes sociales ya proponen que el diestro llame a Obama para asesorarle en política internacional. Pero el maestro Ortega lo que le pide al bello Sánchez es templanza ante los pactos postelectorales. Amén de mucho ojo con los emergentes. Y se lo dice alguien que de cortarse la coleta sabe un rato. Por el bien de España. Estamos tan a gustito...

Compartir el artículo

stats