La Fira del Llibre clausuró ayer su XXXIII edición con una buena acogida de su nueva ubicación en Les Rambles. Una de las novedades ha sido la elección por votación popular del Llibre de la Fira, una distinción que en catalán ha sido para Sicilia sense morts, de Guillem Frontera, y en castellano para La Templanza de María Dueñas. Los libros más vendidos han sido El amante japonés de Isabel Allende y Sumisión de Michel Houellebecq. En esta edición, más de 500 personas han participado en las 40 actividades organizadas por el Gremi de Llibreters de Mallorca.