A diferencia de otros sectores, el cultural no deja de mostrar su solidaridad y sensibilidad con los más necesitados. "Una gran mayoría de artistas tiene un punto generoso", reconoce Alfonso de la Sierra, reconocido músico y compositor residente en Selva desde hace cinco años que lo ha comprobado al impulsar un disco colectivo cuyos beneficios se destinarán íntegramente a Tip Tap, asociación que trabaja con niños con necesidades especiales. El álbum, grabado en directo en 2013 con Rik van den Bosch, Victor Uris y la Quartet de Banjo Sextet, y en el que ha participado Albert Pinya, se presenta hoy en la Fira de ses Herbes de Selva.

El proyecto empezó a gestarse en Selva durante una comida de Tip Tap, asociación de padres y amigos de niños con alguna discapacidad que lucha con el firme propósito de corregir situaciones que encuentran injustas. "Me emocioné al conocer su labor y sentí la necesidad de hacer alguna aportación", recuerda Alfonso de la Sierra, quien tiró de agenda y corazón para ir implicando a un buen grupo de amigos con vistas a un concierto solidario. Enseguida pensó en Victor Uris, alma de la Harmònica Coixa Blues Band, de la que el propio De la Sierra formó parte, y también en el músico holandés, afincado en Barcelona, Rik van den Bosch, a quien conoció en una de sus visitas a la isla, en el restaurante Ses Deveres de Caimari.

A estos dos músicos, en ambos casos maestros de su instrumento, Uris con la armónica y Van den Bosch con la guitarra, sumó la formación Quartet de Banjo Sextet, con la que colabora De la Sierra en ocasiones y de la que forman parte Ángel Matesanz, Álvaro Porcel, Andreu Genestra, Carol Marí y Ernesto Díaz. Ninguno de ellos dudó en participar en una cena-concierto solidario a la que acudieron más de 300 personas. Pero considerando que no era suficiente, se decidió registrar el directo con la idea de editarlo, ponerlo a la venta y aumentar las aportaciones de Tip Tap.

Para la grabación hacía falta un técnico de sonido con experiencia, y se pensó en Toni Reynés, también miembro de la Harmònica Coixa, y con antepasados en Selva. Se necesitaba aún un repertorio, que "debía tener un aire común que respiraran todos los músicos, así que se optó por canciones del blues y del country", apunta De la Sierra.

El disco, con el título de Tip Tap y editado por el sello Blau/Discmedi, es una joya del género, con versiones de Leadbelly (Take this hammer), Paul McCartney (Blackbird), Jimmy Cox (Nobody knows you when you´re down and out), Jagger y Richards (Honky tonk woman), Earl Scraggs (Foggy mountain breakdown y Flint hill special) o Arthur Smith (Duelin Banjos). A destacar la versatilidad de Ángel Matesanz, encargado de voces, banjo, mandolina, dobro y armónica.

A modo de bonus-tack, el cedé incluye el tema Tip-tap, escrito por Alfonso de la Sierra, "un regalo increíble", en palabras de los miembros de la asociación, y en el que colaboró poniendo la música Tolo Servera, a su vez encargado de la masterización del disco.

Para dar forma al álbum se ha contado con la implicación de Albert Pinya, quien quiso conocer la labor de Tip Tap antes de aportar su indiscutible creatividad, tal y como demostró en la última edición de ARCO al hacerse con el premio de la asociación de críticos de arte de España. En esa función, la de vestir el disco, también dejó su impronta Ana Cabello, responsable de la maquetación y diseño.

El recomendable álbum, del que se ha realizado una primera tirada de 500 copias, se podrá adquirir a partir de hoy, cuando se ponga a la venta en la Fira de ses Herbes de Selva, al precio de 10 euros. También estará disponible en Xocolat (Palma) y en otros puntos que podrán conocerse a través de la web y el Facebook de Tip Tap.