-Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿Es rubia por convicción?"`

-Totalmente. Soy rubia forever, aunque me he teñido a veces de pelirroja por rebeldía. Las rubias transmitimos algo diferente, llamativo. Los hombres se sienten atraídos porque brillamos más.

-Modelo, bloguera y pinchadiscos, sólo le falta meterse en política.

-Ni de broma, no me interesa. En Cataluña la política es heavy. Que los catalanes decidan lo que quieran, porque yo seguiré haciendo mi vida al margen de lo que ocurra.

-Antes ponían discos los que no ligaban.

-Hoy se ve de otra manera. No digo que soy DJ porque respeto la profesión, pero he vivido rodeada de música. Mi padre es el guitarrista Iván Albons, miembro de Crocodiles y Pistones.

-Me recuerda a Ornella Muti, a la que quisimos tanto.

-No sé quién es, pero me encuentran parecidos a un montón de gente. Mi madre está convencida de que Carlota de Mónaco y yo somos gemelas pero, claro, es mi madre. Me han comparado a Charlize Theron, Drew Barrymore, Sue Lyon y al cantante Brian Molko. También a Bar Refaeli, mi modelo favorita.

-De mayor se parecerá usted a Cecilia Roth.

-No me importaría nada, porque es una actriz fenomenal y mi chica Almodóvar favorita. Además conozco a su hermano Ariel, amigo de mi padre. Siempre fui extrovertida y un poco teatrera.

-Trabaja mucho para ´Aristocrazy´, que no sé lo que es.

-Es la segunda marca de joyería de la casa Suárez, más guerrera. Me siento identificada con ellos, porque sólo colaboro con marcas afines a mis gustos. No me sentiría honesta en otro caso.

-La he visto en ropa interior.

-En las polaroids de mi catálogo, pero es un bikini. Se debe a un tema de trabajo, hay que pasar por ese aro cuando entras en una agencia de modelos. No me molesta, no tengo ningún problema con mi cuerpo, y los clientes necesitan conocerlo para contratarte.

-Usted ya es trilingüe.

-Hablo castellano, cursé la carrera en catalán, mi madre vivió en Miami y nos educó en inglés desde la infancia, y estudié alemán durante cuatro años. Estoy a favor del cuatrilingüismo, el saber no ocupa lugar.

-Está considerada una de las seis blogueras más ´in´ de Barcelona.

-Nos clasificaron así, es lo que piensan los demás. He podido llegar a gente, y las marcas se fijan más. Es una profesión apasionante.

-¿El blog da para vivir?

-Es un buen negocio, aunque no vivo al cien por cien de él y ahora hay más blogs de moda que granos de arena en la playa. Cada semana me llegan ofertas de marcas, pero el blog tiene fecha de caducidad.

-¿Por eso lo sustituye por una página web?

-Quiero vender marca Claudia Albons. Soy una dictadora de estilo, las chicas se fijan en lo que llevo y mi criterio es relevante. Somos líderes de opinión.

-¿´Pedralbes Bloggers Shopping´ es comprarse el palacete de Urdangarin?

-El centro comercial Pedralbes es uno de los más originales, porque has de pasar por todas las plantas en slow shopping, donde te paseas sin apresurarte. Reunieron a seis blogueras y nos dieron 300 euros para una tarde de compras, es más de lo que me gasto yo. Compré siete prendas y artículos del hogar.

-¿Cuál es la tienda más inevitable de Palma?

-Para mi gusto, Seattle Vintage Store, en la zona de Ramblas. Traen ropa de toda Europa y Estados Unidos, buena y a buenos precios.

-¿Se cruza por la ciudad con gente que le copia el ´look´ de su blog?

-Nunca me ha pasado, pero veo por la calle a chicas que copian a otras blogueras. Mi estilo es sencillo, no muy marcado ni colorista. Menos es más, nunca me visto con algo que me haga decir "Dios mío, qué te has puesto". Me encanta la naturalidad, una chica está más guapa así.

-Viste usted mucho Zara.

-Zara me encanta porque es genial como base. Es asequible y puedes mezclarlo con cosas más caras.

-Una buena boda remataría su carrera fulgurante.

-Tengo mentalidad abierta y moderna, pero me gustaría casarme y tener hijos en el futuro. No me fijo en el físico del hombre, sino en cómo me trata. Mi novio coincide que es guapísimo, pero me enamoró como hombre.

-¿Qué se lleva?

-Yo iré de negro, como siempre, y me gusta más enseñar las piernas que los escotes. Llevaré blazers y transparencias al margen de que estén de moda, porque han vuelto el punk y el grunge.