Su nombre ha vuelto a sonar con fuerza en las últimas semanas: nuevo disco en el mercado y vuelve a revolucionar el panorama musical. El pasado 7 de noviembre salió a la venta Tanto, el segundo trabajo de Pablo Alborán. Este joven malagueño que ha desatado el fenómeno fan y ha atacado las listas de ventas llega con un trabajo más personal, donde mezcla el fado, el tango y el pop rock. Un álbum en el que según el artista "no se ha dejado nada en el tintero" y que sigue encandilando a quienes se aficionaron a su música con su primer trabajo.

-Tantos conciertos, tantos números uno, tantos fans... Este nuevo disco no podría titularse de otra manera ¿no?

-Y, sobre todo, es tanto lo que les debo, y me queda tanto que agradecer que, efectivamente, no podría titularse de otro modo.

-¿Y a quién le debe tanto Pablo Alborán?

-A la gente que me quiere desde antes de toda esta locura, a la que ha hecho posible que mi vida se haya convertido en un sueño y a los que seguirán estando ahí por ilusión hacia mi música.

-Usted ha dicho que se trata de un trabajo en el que plasma muchos de los momentos vividos en el último año.

-Sí, es un disco compuesto entre trenes, aviones y habitaciones de hotel. Es un disco muy dinámico, muy vivo, compuesto en pleno movimiento.

-¿Entonces no ha rescatado alguna canción, de ese cajón que ya sabemos que tiene, repleto de temas?

-[Risas] Sí, Tanto, Toda la noche... Y el estribillo de Dónde está el amor pertenece a otro tema antiguo.

-¿Ha sido una experiencia más difícil, más complicada que la del primer disco?

-Ha sido diferente. Este disco ha surgido con más naturalidad ya que las canciones han aparecido en los momentos y lugares más improvisados.

-¿Qué se encuentran sus fans en este disco? ¿Tanto hay en Tanto?

-Hay un poquito más de mí. Hay influencias del fado, del tango, de la electrónica y del pop-rock. Siento que no me he dejado nada en el tintero en este disco, digamos.

-Vuelve a cruzar fronteras haciendo partícipes a algunos de sus fans en el disco, ¿cómo fue la experiencia?

-Maravillosa, divertida y enriquecedora. Me emocionó mucho ver la opinión primero del público y que encima cantaran conmigo el primer single.

-Un éxito fulminante, y todo en algo más de un año. ¿No da un poco de miedo?

-Claro, pero hay que trabajar, ser responsable y consecuente. He decidido sacar este disco ahora porque no tendría sentido sacarlo dentro de dos o tres años. Es un disco que habla de cómo estoy y cómo me siento como músico en estos momentos. No quiero defraudar a toda la gente que confía y apuesta por mí, y los primeros son el público, que cree en mí como músico desinteresadamente.

-Las redes sociales han sido de nuevo sus grandes aliadas para promocionar Tanto. ¿Es consciente de que es el creador de esta nueva formula para el mundo de la música?

-Se lo agradezco pero no creo que lo sea [Risas]. Hoy en día todo el mundo sabe que las redes son necesarias. Ya no existe periódico sin versión digital, ni libros, ni radios... Yo nací con internet y casi con las redes, así que fue algo natural y espontáneo.

-Es el artista que más discos ha vendido en el último año, sus canciones son número uno en iTunes. ¿Se puede decir que no le ha afectado la crisis?

-Claro que me ha afectado la crisis. Pero a la gente no le debe importar más que mis canciones y si me sale un gallo o no en los conciertos. Pero sí, lo vivo muy, pero que muy de cerca tanto en casa como en mi trabajo; aunque yo soy un afortunado y por respeto debo cumplir y seguir aprendiendo de esta situación, por aquellos que pagan por mis discos y por mis conciertos, por aquellos que hacen posible que al fin y al cabo yo esté aquí trabajando y publicando mis canciones.

-Hoy jueves volverá a vivir una gala de los premios Grammy Latino. ¿Qué significa para usted?

-Significa muchísimo, es otra oportunidad de aparecer, de poder reencontrarme con compañeros de ahí... Y estar nominado ya es un gran premio. Aunque no me lo lleve, me hace ilusión por toda la gente que ha participado en el disco En Acústico, por Carminho, por el equipo de EMI Portugal... Por tantos esfuerzos y encuentros musicales.

-Pero en caso de que lo ganara... ¿Tiene preparado el discurso?

-Para nada. Lo veo muy difícil, además. No es mi momento... Hay grandes artistas que se merecen llevárselo.

-¿Qué queda de ese Pablo Alborán que conocimos en los vídeos tocando en su sillón?

-Absolutamente todo. Creo, y espero, haber evolucionado, pero cambiar no creo que haya cambiado; sigo con las mismas costumbres de siempre y las mismas necesidades. Además, los que me conocen bien saben que mis caprichos o necesidades vitales no valen ni dinero ni se pagan con la fama; se pagan con un buen abrazo familiar y con estar bien rodeado.

-¿Qué le da Málaga a su música y su música a Málaga?

-Málaga le da a mi música la raíz, el origen... El trasfondo de mis canciones lleva a Málaga por bandera. Lo que mi música le da a Málaga, creo que poco... Porque paso muy poco tiempo en mi tierra, ¡y eso me da rabia! [Risas] Hablando en serio, habría que preguntarle a Málaga. Yo quiero seguir siendo ese vecino al que te encuentras cuando vas a comprar el pan.

-Hasta ahora Pablo Alborán no ha dejado de sorprendernos. ¿Qué nos queda por descubrir de usted?

-Pues espero que muchas facetas musicales, porque sería buena señal.

-En una carrera como la suya ¿realmente hay tiempo para los amigos, para la familia, para el amor?

-También hay que buscarlo. Los verdaderos amigos están siempre ahí, el amor y la familia también. Hay que cuidar bien a la gente que te cuida, porque es lo que nos queda.

-¿Cómo ha afrontado la fama? ¿Cual cree que es el secreto para sobrellevarla?

-Creo que hay muchos secretos para sobrellevarla pero yo sigo siendo aprendiz.

-Días y semanas cruciales éstas que se avecinan... Y después, ¿que nos tiene preparado?

-Una gira fuera de lo normal, completamente diferente a lo que he hecho hasta ahora. Mezclando lo íntimo con el show y el espectáculo, pero ante todo una gira con la intención de detener el tiempo y dejarnos llevar.

-¿Algún deseo que le quede por cumplir a este veinteañero malagueño que viaja por el mundo con sus canciones?

-Muchísimos. El más próximo, poder preparar con tiempo y con gusto la gira que empieza en mayo. Jamás pensé que iba a poder hacer una gira como la que tenemos en mente.