Jaime J. Ferrer Forés, Professor Lector de l´Escola Tècnica Superior d´Arquitectura de Barcelona, impartió anteanoche en Son Servera una conferencia dedicada al legado arquitectónico del manchego Miguel Fisac (1913, Daimiel-2006, Madrid). Buena parte de la obra de Fisac en Mallorca se encuentra en la urbanización Costa dels Pins, donde proyectó y se alzaron trece viviendas unifamiliares, una ermita que no llegó a construirse, un edificio de apartamentos y un hotel.

Miguel Fisac se caracterizó por una arquitectura simple que se adapta al lugar donde se construye, usando técnicas locales y elementos de construcción propios del lugar.

El arquitecto manchego veraneó en la década de los años sesenta en la Costa dels Pins, donde se construyó una vivienda de verano. En esta época edificó toda su obra en Son Servera, obra que siempre fue respetuosa con el medio ambiente, en esta urbanización construía alrededor de un pinar, primando los árboles sobre la edificación.

La última obra en Costa dels Pins fue el hotel, del cual al final reconoció no ser lo que él habría querido para este lugar, debido sobre todo a su gran envergadura (siete plantas), sobresaliendo y destacando sobre la vegetación de la zona.

La gran reforma de la iglesia de San Juan Bautista de Son Servera también forma parte del legado de Fisac en el pueblo.