El PSM presentará una interpelación en el Consell de Mallorca para que el equipo de gobierno facilite más información sobre la puesta en marcha del Centre d´Arqueologia i Restauració de Son Rossinyol.

El conseller Antoni Alorda señala que es un "mal negocio" pagar un alquiler mensual 4.500 euros por la sede del centro, "en el que se han invertido más de 200.000 euros, y se tendrán que gastar aún más, sin garantías de continuidad, porque se ha firmado un contrato a cinco años". Alorda manifiesta que están de acuerdo con los objetivos generales del centro, pero que es "incoherente" realizar este gasto "cuando en el pleno de Presupuestos, el conseller de Hacienda, Miquel Àngel Flaquer, apuntó que el Consell tenía demasiados inmuebles".

La consellera nacionalista Bàrbara Bujosa agrega que desean conseguir más información del pleno, "más allá de las escuetas y malintencionadas respuestas que ofrece el equipo de gobierno". Apunta que es necesario saber si los bienes que se están restaurando en Son Rossinyol "son o serán de propiedad pública" y Alorda cree que es preciso conocer la vinculación de Acidep con el centro, "ya que es obvia su gestación desde UM y el Consell, y aún no tenemos las facturas" que justifiquen los gastos en los diferentes talleres, cursos y actividades emprendidos.

El PSM se preguntó por qué no se ha planteado en la Comisión de Patrimonio Histórico "ni se ha solicitado autorización", sobre el uso de Son Rossinyol como depósito temporal de materiales procedentes de excavaciones arqueológicas, "algo que corresponde a los museos".