08 de junio de 2015
08.06.2015
Entrevista

Darío Villanueva: "El español es una lengua fuerte pero me preocupa el papanatismo lingüístico"

07.06.2015 | 20:33
Darío Villanueva, ayer en el aeropuerto de Palma tras pasar el fin de semana deliberando el Premio Formentor.

Director de la RAE

  • El responsable de la Academia ha pasado el fin de semana en Mallorca como parte del jurado que ha deliberado el Premio Formentor de las Letras que se dará a conocer hoy. El teórico de la literatura, que tomó posesión de su cargo en enero, avanza que su principal misión es que la nueva edición del diccionario "esté desde el principio fundamentada en un planteamiento digital".

-¿En qué momento se encuentra la lengua española?
-Desde el punto de vista demográfico, la lengua está creciendo porque se están rozando los 500 millones de hablantes. Es una lengua universal, extendida por cuatro continentes. No hay que olvidar que en África, en Guinea Ecuatorial, también se habla. De hecho, a las 22 academias de la lengua española que están federadas en la asociación ASALE (que presido) se va a incorporar la de Guinea Ecuatorial. Acabo de estar en Estados Unidos y la situación es especialmente interesante por el fuerte incremento de la comunidad hispana pero sobre todo por la creciente influencia económica, cultural, social, política e incluso deportiva que la comunidad está adquiriendo allí. Ello tiene mucha importancia en la consideración de la lengua porque el español en Estados Unidos se está convirtiendo en un activo de los hispano hablantes valorado por empresas, instituciones y ciudadanos. Es muy importante porque el futuro incierto de lo que puede ocurrir con el español en el país más poderoso de habla inglesa, depende en gran medida de estos factores sociolingüísticos.

-¿Cuál es la mayor amenaza para el español?
-En muchos casos habría que decir que es la presión de la lengua predominante, que es el inglés, pero lo matizaría porque la presión de una lengua sobre otra siempre ha existido. De hecho, la Academia española nació hace 302 años por la preocupación que un grupo de ilustrados tenía por la presión que ejercía el francés. Lo que más me preocupa es el papanatismo lingüístico, es decir, que poco a poco y sin justificación dejemos penetrar el inglés más allá de lo que sería razonable. El español es una lengua fuerte que se defiende bien pero muchas veces preocupa esta actitud de papanatismo. Particulares, empresas y entidades dan entrada a expresiones y palabras del inglés absolutamente innecesarias.

-Según el Instituto Cervantes, el español es la tercera lengua más utilizada en internet y la segunda más usada en Facebook y Twitter. ¿Qué rol juegan las nuevas tecnologías?
-Tienen una importancia enorme. Las nuevas tecnologías son de comunicación y la tecnología primera para la comunicación es la lengua y la escritura. Las nuevas tecnologías son tecnologías para la comunicación pero son tecnologías que absorben otra tecnología previa que es la lingüística.

-Las abreviaturas se imponen en las redes sociales. ¿Es un peligro para la lengua?
-No lo es. Siempre ha existido. Por ejemplo, los manuscritos medievales estaban llenos de abreviaturas. Era, como ahora, una cuestión de ahorro de espacio, de tiempo y de dinero y no deterioró la escritura correcta.

-No piensan revisar la quinta acepción de la palabra gitano. ¿La RAE es un reflejo de la lengua usada por los ciudadanos, por ello, su diccionario nunca será políticamente correcto?
-En absoluto cambiaremos la acepción de la palabra gitano. El diccionario recoge palabras que existen, no las promociona. Simplemente registra las palabras que usan los hablantes, por ello, es imposible hacer un diccionario políticamente correcto. Para hacerlo, tendríamos que ejercer censura y el mayor compromiso de la Academia es con la lengua que realmente existe.

-¿Cuál es la incorporación más polémica?
-Es imposible decirlo. Todas las decisiones que toma la Academia tienen un punto de polémica. Ello tiene un punto muy bueno porque quiere decir que los hablantes nos sentimos dueños del idioma. El diccionario tiene 93.000 lemas y cerca de 200.000 acepciones. Esto da lugar a 93.000 polémicas por cada lema y 200.000 polémicas por cada acepción.

-¿Cuál es su palabra favorita del diccionario?
-Es la palabra Alba. Es muy clara porque tiene dos realizaciones de la vocal a que es la más abierta del español. Además, tiene la consonante líquida, la l, que es muy sonora y una bilabial, la b, que es muy musical. La suma produce eufonía, buen sonido. Asimismo, Alba significa blancura que en nuestra cultura se identifica con cosas buena. El alba es también el comienzo del día, que es la derrota de la noche, de la tiniebla, que se asocia a la muerte. La luz se asocia al día.

"Es imposible hacer un diccionario políticamente correcto. Tendríamos que ejercer censura"
- ¿Qué balance hace de sus primeros meses como director?
-La tarea del director es una tarea muy comprometida, complicada y sobre todo concernida por la dimensión global que tiene el español, es decir, todo lo relacionado con ASALE ya que el director es también el presidente de la asociación.

-¿Cuál es su principal misión al frente de la RAE?
-Replantear a fondo el diccionario del que acabamos de publicar la vigesimotercera edición porque la nueva edición estará desde el principio fundamentada en un planteamiento digital. Hasta ahora el diccionario era un libro del que hace diez años hicimos una versión digital y que tiene un éxito tremendo. El mes pasado tuvo 45 millones de consultas. Ahora cambiará el orden de los factores. No será un libro que se digitalice, si no que será un diccionario concebido digitalmente del que se harán libros. Por otra parte, también hay que afrontar y resolver el déficit financiero que a consecuencia de la crisis afecta a la academia desde hace tres años.

-Mallorca está representada en la RAE con Carme Riera. Las féminas van tomando sillones. ¿Es posible ver una mujer dirigiendo la institución?
-Sin duda alguna. En cualquier momento puede ocurrir. Bueno, espero que no ocurra de inmediato porque significaría que yo hubiera dejado el cargo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!