05 de octubre de 2014
05.10.2014
Pianista

Agustí Fernández: "Mi música ya no es mi música, es mi vida"

05.10.2014 | 06:30
Agustí Fernández, antes del concierto en Es Baluard.

­­„ ¿Por qué el piano?
„De pequeño empecé con ese instrumento, lo toco cada día y creo que moriré haciéndolo. En una ocasión me planteé dejarlo por un tiempo y al cabo de un mes no pude aguantar más y volví. En el fondo no sé hacer nada más. Tuve la suerte de poder estudiar en Mallorca con don Miquel Segura, que fue un referente. Con mis amigos de estudios en La Salle montamos un grupo que ganó un concurso de jóvenes intérpretes. Después vinieron mis colaboraciones con Lorenzo Santamaría, Joan Bibiloni€ De hecho tuve la suerte de tocar cada día, desde los 15 a los 20 años, en salas de fiesta, locales o bares. Era la época de Barbarela y otros espacios y discotecas en las que la música era en vivo, no como ahora.

„Dice que cada día toca el piano. ¿Qué toca?
„Naturalmente si tengo un concierto o un trabajo de composición toco lo que corresponde, pero aún sin nada concreto, cada día toco algunas de las Variaciones Goldberg de Bach.

„¿Debemos poner a la música un calificativo: clásica, pop, contemporánea€?
„Creo que no. Haces música, tanto si la haces con Sisa, Serrat o la Orquestra Plateria, por citar a algunos músicos con los que trabajé como si la haces con una orquesta de músicos de formación clásica. Todo es música. Pero debes intentar ser tu mismo. Buscar tu propio camino. Así llegas a hacer una música personal.

„¿Y cómo es su música?
„Mi música ya no es mi música, es mi vida. No escribo música por escribir. Hago música para explicar mi vida. Todo lo que he hecho me ha ayudado. Tanto mis colaboraciones con el grupo Zebra como las clases que a partir de los 20 años recibí en Barcelona, todo, me ha formado y me ha servido para ser lo que soy. He aprendido mucho de los músicos con los que he trabajado.

„¿Con qué música se siente más cómodo?
„Aunque he trabajado con muy buenos compositores y he interpretado música que otros han compuesto, me siento más cómodo con mis temas. No porque me sea más fácil. Debes ser muy exigente en ambos casos.

„¿Cuál es el proceso que le lleva a escribir un tema musical?
„Algunos compositores beben del mundo de las sensaciones. Se inspiran en experiencias o en momentos vividos, en imágenes. En mi caso no es así, soy más partidario de escucharme a mí mismo y desde dentro intentar elaborar una historia. Tirar de un hilo para ver donde te lleva. En muchas ocasiones parto de una minucia e intento convertirla en algo coherente.

„¿El jazz es la música que más se aproxima a la suya?
„Mis raíces son el jazz y la música clásica, no reniego de ellas. Pero, si como dicen algunos, el jazz es la música clásica del siglo XX, la verdad es que ya estamos en el siglo XXI. Tocar hoy los estándardes de jazz es hacer música antigua. Tocar Coltrane es lo mismo que tocar Schubert, por lo que a concepto se refiere.

„¿Es vigente el piano como instrumento?
„El piano y otros instrumentos deben entenderse de forma global. Uno puede explorar con ellos, sacando sonidos que eran impensables hace tiempo. Podemos tocar con una afinación diferente, podemos percutirlos, podemos ampliar su sonido y su recorrido. El piano puede utilizarse para obtener resultados para los cuales no fue inicialmente diseñado, para decir cosas más allá del teclado.

„¿Para quién compone?
„Para mí mismo pero pensando que alguien escuchará lo que hago, o eso espero. Pienso que debo comunicar algo, que no estoy solo. Uno de los valores que se me han atribuido es el de saber conectar con la gente cuando estoy sobre el escenario. Y si es cierto será porque de alguna manera lo he trabajado. Escribo desde mí mismo pero pensando en los demás.

„¿Qué opina de músicos como Keith Jarrett que son capaces de ofrecer un concierto de dos horas de improvisación y luego van al estudio y graban El clave bien temperado de Bach?
„Me merecen mucho respeto, yo mismo lo he hecho. Es una forma de abrazar toda la música y no encerrarte en un solo estilo. Barenboim tiene un disco de tangos.

„Wagner tenía la idea de Arte Total. ¿Cree que estas performances que unen música con otras disciplinas tienen algo de wagnerianas?
„Entiendo que lo pueda parecer pero no es así. Wagner invitaba a comer y confeccionaba el menú, en esos proyectos actuales todos aportamos algo a la comida.

„¿Qué debe ocurrir para que le tengamos de nuevo en la isla como músico?
„Que alguien me lo proponga. Así de fácil. Me encantaría volver, incluso podríamos estudiar alguna colaboración con la Simfònica. No sé, todo está abierto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!