10 de agosto de 2014
10.08.2014
Diario de Mallorca
Teatro crítica

¿Hay algún mallorquín en la sala?

10.08.2014 | 06:30
¿Hay algún mallorquín en la sala?

El tren de Sóller Sala Augusta (Palma) ** Autor: Klaus Hillebrecht. Director: Pedro Victory. Intérpretes: Eva Stout, Rafa Fiól, Irene Salord, Raúl Gelabert, Sebastian Fischer, Margarida Grimalt, Drew Donovan, Albert Ferrer, Victor Uwagba y Jaume Fuster.
Vestuario: Tolo Crespí.

Hace ya unos decenios, en otra crisis, bastantes teatros se convirtieron en cines. Curioso que ahora se produzca lo contrario y la sala 3 de los Augusta se transforme en espacio escénico para esta iniciativa, El tren de Sóller, musical con funciones en castellano, inglés y alemán. Hay que saludar como se merece tan audaz empresa en los tiempos que corren, así como el esfuerzo y el trabajo asumidos por su equipo.

En general los musicales se caracterizan por argumentos nimios, insertando de tanto en cuando una canción, con letras forzadas (en español) por la traducción del original. Así es en El tren de Sóller. Estas convenciones suelen superarse con puestas en escena espectaculares: números musicales efectistas, alarde técnico, ballet€ que en este caso no resulta viable, entiendo que por limitación presupuestaria y también de espacio. Así las cosas, El tren de Sóller constituye una historia discreta y con bastantes tópicos y simplicidades, con algunas canciones atractivas y otras no tanto, que en buena medida refleja cómo nos ve su autor, alemán residente en Mallorca; con la paradoja algo desconcertante de que nos explique a nosotros, espectadores mallorquines, cómo somos los mallorquines.

Pedro Victory es un buen director y así lo ha demostrado y aquí realiza una loable tarea para llevar el empeño a buen puerto, lo mismo que el equipo artístico y los intérpretes, entre quienes se encuentran estupendos actores como Irene Salord, Margarida Grimalt o Jaume Fuster, entre otros. La función de estreno se vio afectada por algunos fallos que seguramente se irán corrigiendo en las representaciones posteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!