01 de febrero de 2014
01.02.2014
En contra

"En una dieta no se sufre, todo alimento tiene un sustituto"

Bàrbara Vanrell (Palma, 1983) se licenció en Farmacia y se graduó en Nutrición Humana en Barcelona. Compatibiliza su trabajo de farmacéutica en una oficina palmesana con una consulta privada como dietética. Ha adquirido notoriedad en la rama deportiva de su actividad, por los resultados obtenidos al tratar a dos ciclistas profesionales mallorquines.

01.02.2014 | 16:15
Bàrbara Vanrell, farmacéutica, nutricionista, la dietista de los ciclistas
Bàrbara Vanrell (Palma, 1983) se licenció en Farmacia y se graduó en Nutrición Humana en Barcelona. Compatibiliza su trabajo de farmacéutica en una oficina palmesana con una consulta privada como dietética. Ha adquirido notoriedad en la rama deportiva de su actividad, por los resultados obtenidos al tratar a dos ciclistas profesionales mallorquines.

–Para que se haga cargo del tipo de entrevista: "¿Cuánto pesa?"
–Entre 53 y 55 kilos. Me peso poco, y recomiendo que las personas no lo hagan obsesivamente. Mis pacientes se pesan semanalmente o cada quince días.

–¿Rafael Nadal come bien?
–La nutrición va por dentro, pero está bastante musculado porque su deporte lo requiere, así que alguien debe prepararle una dieta apropiada. La alimentación influye en el rendimiento y en la recuperación.

–¿Sólo somos lo que comemos?
–No únicamente, pero más de lo que pensamos. Es elemental reducir los refrescos, la comida rápida y precocinada o la bollería industrial, para introducir frutas, verduras, pescado y legumbres. Son las bases de la dieta mediterránea que incumplimos.

–¿La mujer deportista hará peores marcas que el varón por mucha dieta que siga?
–Depende del tipo de deporte. La mujer tiene menos masa muscular y sustrato energético pero más grasa, la dieta puede mejorar sus marcas. Las mujeres tienen más tendencia al sobrepeso, y los varones a la obesidad.

–El músculo es una excusa para estar gordo.
–Se habría de analizar la composición muscular y comprobar si es músculo. Muchos dicen que tienen "retención de líquidos", y no es verdad. Una persona obesa tiene exceso de grasa, sin más.

–Correr un maratón no es sano, comas lo que comas.
–El cuerpo se resiente de los excesos deportivos pero, si los has de hacer, debes cuidar la alimentación previa, durante el esfuerzo y en la recuperación. Si la competición dura una hora, se necesita una bebida isotónica y un gel o barrita con azúcares. Por encima de las dos horas hay que tomar alimentos de absorción rápida.

–¿Las vitaminas son infalibles?
–Las vitaminas no dan energía ni engordan, la pregunta que más se plantea en la consulta. Una vez cubiertos los requerimientos, el resto se elimina.

–La obesidad sigue creciendo.
–La comunidad científica ya habla de la epidemia del siglo XXI. El sobrepeso y la obesidad se pueden prevenir, pero no se abordan bien porque el Sistema Nacional de Salud no incluye a nutricionistas en los centros de salud.

–Una mallorquín decía que "mi barriga es un cementerio de lechonas".
–En la consulta no se come demasiado cerdo. Hay gente que le tiene miedo porque lo asocia a una carne muy grasienta, aunque muchas partes no lo son y tiene más grasas el cordero. El pollo se consume mucho más.

–El ciclista Lluís Mas hace mucha publicidad de los cinco kilos que perdió gracias a usted.
–El mérito es suyo, por su entrega y su cumplimiento de las pautas alimenticias. Yo sólo suministro las herramientas.

–¿El carisma del dietista es tan importante como la dieta?
–Es una conjunción de ambas cosas, el paciente se ha de sentir apoyado.

–¿Es una buena noticia que Coca-Cola se vaya de Mallorca?
–Ni buena ni mala, se consumirá lo mismo. Hay que disminuir la bebida de refrescos con azúcar, pero no hay alimentos prohibidos ni obligatorios.

–En todo caso, la dieta es un castigo.
–Las dietas milagro tienen la culpa de ese concepto, en una dieta no se sufre si está adaptada al paciente. Si a un paciente no le gusta un alimento, siempre hay un sustituto.

–Toda dieta es un milagro.
–Las más milagrosas te prometen grandes pérdidas de peso en poco tiempo. Esto funciona a corto plazo, pero después viene el efecto rebote y no sólo se recupera el peso anterior, sino que se incrementa. Un ritmo razonable es perder entre medio kilo y un kilo a la semana.

–¿Por qué no crean una lechuga con sabor a ternera?
-Nos hemos acostumbrado a alimentos muy dulces y más apetecibles para el paladar que la frutas o verduras. Predominan los gustos intensos.

–No puedo dejar de preguntarle por la farmacia de Bauzá.
–Me lo imaginaba. A las farmacias nos va igual de mal en cuestión de cobros, no se ha notado que es presidente.

–¿Los jubilados han dejado de tomar medicamentos por el copago?
–Se lo piensan un poco más. No consumen menos, sino con más seny, y esperan otra semana si tienen pastillas en casa. Ya ocurrió con la receta electrónica, pero todos los cambios suponen más trabajo para el farmacéutico.

–En el fondo, son ustedes vendedores de ilusiones.
–Soy vendedora de salud, con el problema de que todo el mundo cree saber de nutrición. La dieta funciona en la mayoría de ocasiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!