17 de diciembre de 2012
17.12.2012

Las claves

17.12.2012 | 07:30
Nunca darles a los hijos todo lo que piden
Ello supone un riesgo de "ahogar" su motivación.

Regalar cosas adecuadas a su edad
A menudo, el impulso de cumplir con los anhelos de los hijos hace que se cubran sus expectativas sin razonarlas. Como ejemplo: ¿Cuál es la edad adecuada para tener móvil? "La que marque la necesidad, no el deseo", sostienen los expertos.

Tener un criterio detrás de cada regalo
Al hilo de la misma razón que la anterior, los padres deben preguntarse por qué están regalando ese objeto y bajo qué criterio. Si se trata de necesidad, de satisfacción de un puro deseo, etc.

Recuperar el sentido del regalo
Cuanto más me gasto más demuestro cuánto lo quiero. Recuperar el valor de los detalles hechos a mano, los obsequios no materiales o incluir a veces un factor "sorpresa" en los regalos es bueno para los niños y también para la economía de los padres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!