24 de octubre de 2012
24.10.2012
Diario de Mallorca

Un Tenorio con dos donjuanes

El Teatre Principal estrenará el próximo día 31 una producción propia sobre el texto de Zorrilla dirigida por Juan Polanco, responsable
de la Academia del Verso de Alcalá de Henares - La revisión contemporánea cuenta con reparto y equipo mallorquines

24.10.2012 | 08:30
Las autoridades, los gestores del Principal y el equipo artístico de ´Don Juan Tenorio´.

Cuando el director Juan Polanco se enfrentó a Don Juan Tenorio por primera vez sabía que tenía que contar su historia para el público actual y centrarse en algún aspecto que le permitiera darle una vuelta de tuerca a este drama romántico español que data de 1844. En la producción propia que le encargó el Teatre Principal de Palma (ésta no es la primera versión de Don Juan que encabeza el asturiano: muy conocidas son las adaptaciones interpretadas por Jordi Rebellón o Ramón Langa), el director –también responsable de la Academia del Verso de Alcalá de Henares–, decidió que el concepto del montaje –su basamento– fuera la dualidad que cruza de parte a parte la pieza. "Siempre he visto el Tenorio como algo dual: está el binomio Tenorio-Don Luis o el de Tenorio-Doña Inés", ejemplificó. Por ello, la dualidad del propio protagonista, materializada en dos actores (Joan Bonet y Pedro Victory), es una de las señas de identidad de la obra que se estrenará en el Principal el próximo 31 de octubre, víspera de Todos los Santos, a las 20.30 horas. La dicotomía, sin embargo, no se extiende únicamente a que haya dos Tenorios sobre las tablas sino también a algo que deseaba contar Polanco: "En concreto, quería hablar de la dicotomía que puede haber entre la interpretación tradicional del Tenorio y la nueva manera de encarnarlo", indicó. En este sentido, la nueva pieza donjuanesca que se verá en Palma cuenta con un prólogo en el cual se reflexiona sobre la propia manera de encarar un Tenorio –una suerte de don Juan metateatral–, que es al fin y al cabo lo que ha hecho el director asturiano, "así como sobre cuestiones artísticas, teatrales y sociales", señala el director. "En escena, Don Juan apostará con un actor contemporáneo a ver si éste puede ser capaz de representar todo lo que él vivió", indica.
Según Polanco, otro de los retos con la pieza, con reparto y equipo artístico-técnico mallorquines, era el verso, "ese gran desconocido y enemigo". Para trabajarlo, el elenco contó con "una de las mayores especialistas en la cuestión", Karmele Aramburu. Para Alícia Garau, en el papel de la novicia doña Inés, trabajar el verso es muy interesante para el actor desde el punto de vista de la interpretación "porque el público ha de entender aquello que estás diciendo, algo que no siempre es fácil".

En cuanto a la recepción de la pieza, Victory observó que el público "no se quedará indiferente" a la propuesta de Polanco. "Ningún espectador podrá decir tras la función que lo que ha visto aquí ya lo ha visto antes", añadió. Por otra parte, puso énfasis en el "buen trabajo realizado por el equipo desde el principio: no os recitaremos a Zorrilla, sino que lo viviréis con nosotros", concluyó. Por su parte, Bonet recordó cuando hace 22 años –los que lleva sin representarse el Tenorio en el Principal– actuó en otra producción propia basada en el texto de Zorrilla, y recordó a algunos de sus compañeros, entre ellos al actor Enrique Ciurana.

En cuanto a la versión, Polanco ha eliminado a algún personaje que salía en el original "que no interesa al contexto de la historia", y no ha tocado "ni una sola coma" del texto primigenio. En lo referente a la escenografía, "ésta es minimalista y muy pétrea, peterbrookiana [de Peter Brook]".

La gerente del teatro Margalida Moner apuntó que la filosofía que hay detrás de todo el vestuario y el atrezzo de la pieza es el reciclaje. "Hemos aprovechado como en otras ocasiones el patrimonio propio del teatro que está en nuestros almacenes", informó. Asimismo convino con el vicepresidente insular Joan Rotger que la recuperación de obras como el Tenorio y el resto de programación del Principal –no exenta de críticas– "va dirigida a recuperar público para nuestra sala".

La pieza estará en cartel del 31 al 4 de noviembre. Se representará a las 20.30 horas los días 31, 1 y 2. El sábado 3 la cita será a las 19 horas y el domingo 4 a las 18. En todas las representaciones se aplicarán descuentos de última hora: los menores de 26 años y las personas en situación de desocupación laboral podrán disfrutar de una reducción del 50% si adquieren la entrada durante la hora anterior al inicio de la función.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!