25 de abril de 2012
25.04.2012
Opinión

Matemática pura

25.04.2012 | 08:30
A través de un comunicado emitido el pasado 21 de abril, los productores de la película The Pelayos, Daniel Hernández y Loris Omedes, agradecen el apoyo de todas las empresas e instituciones que han hecho posible la mencionada producción, con especial mención a los profesionales y empresas audiovisuales de Mallorca, donde gracias al soporte de la Mallorca Film Comission, se ha rodado parte del film.
Hasta aquí todo perfecto, de hecho estas declaraciones son las que todos los profesionales del sector audiovisual, y los ciudadanos en general, quisiéramos escuchar, a ser posible varias veces al año. Sin embargo, el comunicado continúa con unas afirmaciones contundentes y dolorosas, resaltando "la nefasta gestión de los compromisos adquiridos que hace el Consell de Presidencia del Consell de Mallorca. El incumplimiento de contratos y la absoluta falta de dialogo, nos obligan a emprender acciones legales contra ellos. (€) el pertinaz silencio del Sr. Jaume Juan García no nos han dejado ninguna otra posibilidad. (€) sentimos la repercusión que estos hechos están teniendo en el gran potencial económico que tiene la actividad cinematográfica para la Isla de Mallorca."

Declaraciones que nunca deberíamos oír. Pero ya están hechas. Porque los productores llevan un año reclamando el cumplimiento del contrato que firmó la Fundació Mallorca Turisme como coproductora de la película y el Consell de Mallorca, institución que tutela a dicha fundación, no cumple su parte del contrato, que consiste en sufragar gastos por valor de 75.000 euros. A cambio, la productora contrató a 250 profesionales, y dejó beneficios por valor de 450.000 euros, aparte de la promoción que, tras el estreno del film, supondrá para la isla. La ecuación es concluyente y confirma la teoría de que por cada euro invertido en atraer rodajes cinematográficos, se generan seis euros en beneficios para la comunidad. Matemática pura. El nuevo equipo de gobierno pretende reestructurar el sector audiovisual de nuestra Comunitat Autònoma orientándolo hacia el área de servicios a rodajes cinematográficos. Pero con actuaciones irresponsables como la del Consell de Mallorca, difícilmente conseguiremos atraer rodajes a las islas. El servicio y la eficacia no tenemos que darlo sólo los profesionales, también tienen que darlo las instituciones a través de los órganos creados para tal fin. Para ello, son fundamentales la coordinación entre instituciones, principalmente Govern y Consell, a través de una sólida Film Comission, y sobre todo la agilidad en los procedimientos. Es una irresponsabilidad que el Consell de Mallorca, después de cerrar Televisió de Mallorca y, en consecuencia, enviar al paro a decenas de profesionales, obstaculice ahora la labor de la Mallorca Film Commission y genere suspicacias entre los productores cinematográficos, precisamente en un momento en el que, desde otras instituciones, se está incentivando atraer rodajes a la isla.

Por todo ello, desde ACIB, Associació de Cineastes de les Illes Balears, a través de la MesAudiovisual, exigimos al Consell que regularice la situación administrativa con los productores de la película The Pelayos, y que, a su vez, agilice los trámites para que la Mallorca Film Commission pueda ejercer con normalidad y eficacia su labor. Por otra parte, le pedimos transparencia y diálogo en la gestión, al tiempo que le ofrecemos nuestra colaboración para evitar que situaciones tan lamentables como ésta vuelvan a producirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine