21 de enero de 2012
21.01.2012

Entrevistas

21.01.2012 | 07:50
josep maria quintana, premi0 llorenç villalonga de novela en catalán

"Los pintores Hans Hartung y su mujer me han inspirado"

Es habitual en Josep Maria Quintana (Alaior, 1950) ir cambiando de tema en cada nuevo proyecto literario. En Ningú no pot enganyar els morts, obra premiada con el Ciutat de Palma Llorenç Villalonga, el autor y jurista se ha explayado a gusto con la pintura y el arte. En la novela, ha construido a un personaje cuyo oficio es el de pintor, "un artista autodidacta" de Fornells que abandona Menorca en 1939 y que no vuelve hasta los últimos días de su vida, cuando se entera de que ha heredado una casa familiar. La obra arranca con el entierro del pintor; el resto de páginas suponen un importante flashback que resume su vida, una existencia dura marcada por un episodio oscuro en un campo de concentración nazi. Amén de la narración en primera persona, otros capítulos, que sirven de contrapunto a lo que explica el pintor simbolista, están escritos en tercera persona. Los diálogos con un capellán muestran la lucidez del protagonista, que se enfrenta a sus dramas personales en el último tramo de su existencia. ¿Ajuste de cuentas?
Como es habitual en Quintana, este libro también parte de un hecho real. En concreto, de la vida de la pareja de pintores Hans Hartung y Ana Eva Bergman, que se refugiaron en los años 30 en Menorca. Este dúo supuso el primer aliento de modernidad que refrescó la isla.


Luis manuel garcía, premio camilo josé cela de novela en castellano

"He escrito una novela política que habla de la soledad"

La trayectoria de Luis Manuel García Méndez (La Habana, 1954) es sobre todo cuentística. Ocho libros de relatos le avalan. La novela ganadora del recuperado Premio Camilo José Cela sería la tercera en su haber. El título: Bitácora del silencio. La obra está basada en una historia real sucedida durante los años ochenta en Cuba. El protagonista, un profesor universitario, recibirá una sanción típica en los estados totalitarios, un contundente tirón de orejas conocido como "ostracismo planificado". Es decir, expulsión de la vida profesional y aislamiento de la vida pública por parte de las autoridades por no plegarse a la ideología dominante.
La novela de este periodista y escritor cubano afincado en Madrid se circunscribe temporalmente en el tiempo que resta entre el inicio del expediente de expulsión de la universidad del profesor y su despido ya consumado. En esos seis meses de papeleo y expulsión efectiva, el protagonista es sometido a una "cura de silencio". Nadie puede dirigirle la palabra al profesor, una situación ridícula, dura y que también roza el humor desde el momento en que los alumnos ni siquiera pueden hacerle preguntas en clase. Coyunturas absurdas de las dictaduras. "La novela también versa sobre la soledad, los conflictos internos de los humanos y el rock progresivo", apunta García, banda sonora que acompaña al protagonista en sus viajes introspectivos.


jordi julià i garriga, premio joan alcover de poesía en catalán

"Gent forastera´ es un libro lleno de homenajes"

No es la primera vez que Jordi Julià i Garriga (Granollers, Barcelona, 1972) gana un galardón en la isla. En 2007 ya se alzó con el Premi Mallorca de Poesia por Planisferi lunar, reconocimiento que se ha quedado sin dotación económica en su próxima convocatoria. En esta ocasión, el poeta, muy reconocido en Cataluña en el circuito de premios y con una dilatada lista de libros publicados, ha conseguido el Joan Alcover con Gent forastera, un título con que los lectores mallorquines podrían encarcar las cejas por el cariz negativo de la palabra foraster. Julià aclara: "En Cataluña no tiene trazas negativas. Con el título me refiero a toda la gente que viene de fuera de mi pueblo y que ha influido en mi decisión para escribir". A saber, Gent forastera es un libro de homenajes literarios. En cada uno de los poemas, el profesor barcelonés establece una suerte de diálogo con escritores que admira: Cesare Pavese, W. H. Auden, Blai Bonet, Vicent Andrés Estellés o Gabriel Ferrater entre muchos otros.
El poemario está dividido en tres partes. En Vosaltres, el autor se centra en la herencia cultural y lingüística que han dejado sus antepasados. En Nosaltres, la clave es el amor. Y en la última, los homenajes a escritores están hilvanados por aspectos de la vida cotidiana.


noni benegas, premio rubén darío de poesía en castellano

"Me gustan las poetas optimistas como Sharon Olds"

Noni Benegas (Buenos Aires, 1947) no es una desconocida en el mundillo literario. Con siete poemarios publicados y varios galardones en su currículum, el Premio Ciutat de Palma Rubén Darío "es la guinda del pastel". Antóloga también del reeditado y ya clásico Ellas tiene la palabra. Dos décadas de poesía española sobre la producción en verso de las escritoras del país, ha entregado para el galardón del Ayuntamiento Lugar vertical, "donde el personaje lírico es un yo femenino, joven y problemático", explica Benegas. El poemario está dividido en seis partes: en Las mañanas, el personaje se levanta y se pone el mundo por montera, y en La niña mala, los versos apuntan hacia su relación incierta con el mundo. He aquí un verso: "Ella busca un lugar en el mundo, un lugar vertical donde hundirse o ascender". La tercera parte está centrada en la problemática de la propia escritura, y la cuarta está dedicada a los Pulsos de la autora, una suerte de poesía visual con dibujos realizados al modo de la escritura automática con una pequeña frase a modo de título. Cierran el poemario unos Nocturnos y otros textos sobre lugares que influyen fuertemente en las biografías de las personas. Siendo poesía femenina, el lector no debería buscar la influencia de Sylvia Plath o Anne Sexton en estos versos, sino a autoras posteriores alejadas del suicidio como Sharon Olds.

iván lópez y pablo españa (democracia), premio a. gelabert de artes visuales

"Nuestra obra reflexiona sobre el elitismo en el arte"

Su obra ya cubrió muchas vallas publicitarias de Palma y la Fundació Pilar i Joan Miró en mayo de 2010. El dúo artístico Democracia (formado por Pablo España e Iván López) estaba detrás de las citas revolucionarias en árabe que para el estupor de los palmesanos invadieron muchas marquesinas de Ciutat. Provocar la reflexión sobre las sociedades democráticas a partir de la exploración en sus piezas de las estructuras iconográficas del poder es siempre su punto de partida. La obra ganadora del Antoni Gelabert de Artes Visuales consiste en la documentación de una acción titulada Eat the Rich/Kill the Poor (Cómete al rico/Mata al pobre), realizada en 2010 durante la Armony Show de Nueva York. España explica que intervinieron una limusina hummer dedicada a trasladar coleccionistas de arte a los eventos de esta feria. En un costado del vehículo podía leerse Kill the Poor, en el otro, Eat the Rich. "Son dos frases que provienen de la subcultura punk y del anarcopunk. Con esta acción queríamos reflexionar sobre el elitismo en el mercado del arte, poniendo a estas personas poderosas con las dos frases a cada a lado, grabando en un vídeo lo que sucede en el interior del vehículo y las reacciones de la gente", explica España. Dos fotografías completan la pieza ganadora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!