01 de octubre de 2011
01.10.2011
Diario de Mallorca

Los expertos piden "cautela" ante la vacuna contra el sida

Los responsables de los servicios de Microbiología y Enfermedades Infecciosas de Son Espases reconocen que el avance es "esperanzador" pero "hay que moderar el entusiasmo" - "Aún no sabemos hasta qué punto será al final efectiva", señalan desde ALAS

01.10.2011 | 08:30
La vacuna contra el sida aún tardará en lograrse, aseguran los expertos.

Hay que esperar. Los expertos consultados por DIARIO de MALLORCA para valorar la creación de la vacuna contra el VIH que han logrado científicos españoles y que ha conseguido obtener una respuesta favorable del 90 por ciento coinciden en pedir "cautela" pero reconocen que el avance es "esperanzador".

El jefe de Servicio de Microbiología de Son Espases, José Luis Pérez Sáenz, señala que "como en todo avance, y más en el caso de una enfermedad con la repercusión sanitaria y social como el sida, cualquier valoración ha de ser positiva", pero señala una dificultad, la de "cuantificar" lo que significa este hallazgo, porque "la obtención de una vacuna para este virus tropieza con unas dificultades ténicas muy grandes derivadas de las características biológicas del VIH".

Después de demostrar una alta eficacia en ratones y monos, el prototipo de vacuna comenzó a ensayarse en humanos hace un año, la fase I [sobre un total de IV], que se probó en 30 personas sanas elegidas entre 370 voluntarios. "Sin duda debemos tener mucha cautela ante esta noticia, primero por que aún no sabemos hasta qué punto puede ser efectiva esta vacuna cuando se terminen todas las pruebas que faltan por hacer; y segundo porque a veces se puede dar la falsa impresión de que el VIH puede tener curación en poco tiempo y eso es muy peligroso", comenta Lluís Ramis, responsable de comunicación de la Associació Lluita Antisida de Balears (ALAS). Esta entidad, que trabaja para evitar nuevas infecciones, recuerda que "nadie deje de usar el preservativo creyendo que el VIH ya no es una enfermedad grave para la salud", además del "fuerte estigma social y la discriminación" que todavía conlleva.

Para el jefe de Sección de Enfermedades Infecciosas del Hospital Son Espases, Melcior Riera, los ensayos de los investigadores españoles y los hallazgos de los últimos años en el gran estudio de eficacia en humanos de Tailandia, el RV144 Thai trial, "permiten mantener el optimismo en que en un futuro se pueda obtener una vacuna frente al VIH".

En su estudio, el equipo de Mariano Esteban no mide la eficacia vacunal [porcentaje de pacientes que no resultan infectados si son expuestos al virus], "están en una fase más preliminar, únicamente estudian en laboratorios de inmunología el porcentaje de pacientes que hacen respuestas inmunógenas frente al virus, por lo que no es comparable con los resultados en otros estudios en fase III", precisa Riera. "Aun así los resultados son alentadores. La vacuna es muy inmunogénica, con una respuesta inmunitaria amplia, funcional y duradera y que por tanto es candidata a nuevos estudios en humanos", agrega.

Una vía adicional que presenta este avance la apunta José Luis Pérez, quien recuerda que cuando hablamos de vacunas todos pensamos en algo que nos proteja de contraer la infección. En este caso se abre la posibilidad "de utilizar vacunas para controlar la infección en pacientes infectados, haciendo innecesaria, o retrasando, la administración de fármacos, costosos y con efectos adversos".

Los expertos niegan que la vacuna definitiva esté próxima y aseguran que "queda mucho" camino por recorrer. "Creo que hay que moderar el entusiasmo. Es una nueva vía de investigación que parece prometedora, pero en los últimos años hemos conocido muchas noticias como ésta y al final no ha habido grandes avances. Pedimos que se moderen las espectativas y demos tiempo a que se obtengan más resultados positivos que decididamente puedan demostrar que estamos en el camino de la vacuna", indican desde ALAS.

Un mayor apoyo económico en la financiación de este tipo de estudios sería determinante en el resultado final. "Este tipo de investigaciones requieren un apoyo económico importante y sostenido en el tiempo, éste será sin duda uno de los retos de nuestros científicos, encontrar fuentes de financiación en el contexto económico actual", señala Riera. Además, apunta José Luis Pérez, el desarrollo de una vacuna del sida tropieza con inconvenientes técnicos poderosos "y los plazos para conseguirla son mucho más largos que para otros agentes infecciosos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!