10 de julio de 2011
10.07.2011

"Muchos autores no cobran porque a la SGAE se le debe mucho dinero"

Desde mediados de 2009 es la máxima responsable de la sede de la SGAE en las islas. Con experiencia en el ramo hotelero, cree que la entidad es transparente y funciona bien, pero que las leyendas urbanas han dañado mucho su imagen

10.07.2011 | 08:30
Victoria Rullán, en la sede balear de la SGAE.
­Victoria Rullán advierte antes de concertar la entrevista que no va a opinar sobre la supuestra trama sobre desvío de fondos de la SGAE. Pero sí está dispuesta a aportar datos sobre el funcionamiento de una delegación mediana como la de Palma, que ocupa parte de un palacete de la calle Sant Jaume, propiedad de la entidad desde 1993. Tras dos horas de charla, cuestiones primordiales como el sistema de reparto de las recaudaciones quedan sin responder. "Información confidencial", se excusa.

socios en balears

"De los 2.027 que viven en las islas, tienen derecho a voto 106"
A fecha de hoy, los autores asociados a la SGAE que tienen domicilio en Balears ascienden a 2.027. Pero no todos tienen los mismos privilegios. De los dos millares de socios, sólo 106 tienen derecho a voto. Es decir, sólo un 5,2% del total de afiliados que pagan religiosamente sus cuotas a Autores. Este centenar de afiliados puede ejercer su derecho a voto cada cuatro años en las elecciones convocadas para elegir a una Junta directiva, encargada después de designar al presidente de la entidad.

¿quién puede votar?

"Es un derecho que depende de la recaudación de cada autor"
¿Quiénes pueden depositar su voto en las urnas?¿Hay un baremo? Claro que lo hay. Rullán especifica que "esta cuestión depende de la recaudación de cada artista". La directora territorial declina especificar más. No apunta cuál es la cantidad mínima que debe aportar un socio para entrar en el Olimpo de los privilegiados. "Eso no se puede decir públicamente. Es algo del reglamento interno", ataja. A mayor recaudación, más altas son las posibilidades de entrar a formar parte de esta oligarquía. Sin embargo, Rullán desea clarificar un punto: "Esto no quiere decir que los que no tengan voto no recauden nada".

recaudación y reparto

"No puedo especificar cómo se distribuye porque eso está en el reglamento interno"
La sede balear, asegura Rullán, no gestiona el reparto de lo recaudado. De ello se ocupa directamente un departamento específico de la sede central. "El dinero que cobramos va directamente al banco, y de ahí a Madrid", expone. En cuanto a los cálculos de dicho reparto, la delegada territorial volvió a cerrar el chorro de información: "Eso está dentro del reglamento aprobado por los autores [que pueden votar], y por eso no puedo decir en qué terminos se establece".

financiación propia

"El dinero para los gastos ordinarios de la entidad se le descuenta a los autores"
Cada año se elabora un presupuesto con los gastos ordinarios de la entidad privada (sin ánimo de lucro). "Cuando se reparte lo recaudado y al socio se le hace la liquidación, se le descuenta un porcentaje en concepto de gastos de gestión; es decir, los nuestros", explica Rullán. Dicho porcentaje es diferente para cada autor y es proporcional a lo que se recauda en su nombre.

registro

"Cuando el autor se da de alta paga una cuota de 15 euros"
"Nosotros registramos obras de compositores musicales, de editores también musicales, de letristas, de guionistas de cine y televisión, de directores de cine y de dramaturgos", enumera Rullán. Cuando un autor quiere darse de alta en la entidad (por ejemplo en la sede de Palma), debe presentar el D.N.I. y pagar una cuota inicial de 15 euros, cantidad que se le devolvería al darse de baja. Durante el procedimiento firma un contrato en el que se compromete a registrar sus obras en la SGAE y a obedecer el reglamento interno.

músicos

"Ls SGAE cobra el 10% de la taquilla de un concierto"
Para la música, la gestión es colectiva. No se gestionan los derechos individualmente pieza por pieza. El dinero recaudado se reparte en función del repertorio que se ha desplegado (independientemente de los grupos) durante una actuación determinada. Pasos a seguir: en primer lugar, "cuando se hace un concierto, el grupo en cuestión envía una hoja con el set list que interpretará", indica Rullán. ¿Qué recauda la SGAE de dicha actuación? El 10% de la taquilla. Si se trata de un concierto gratuito pagado por un ayuntamiento, dicho porcentaje –repartido siempre entre los temas que se van a interpretar– se aplica al presupuesto calculado por el consistorio. "La SGAE cobra por obra", insiste Rullán.

¿por qué muchos
autores no cobran?

"Si muchos ayuntamientos nos deben dinero, ¿cómo vamos a pagar a los autores?"
Las quejas de músicos-autores que en su vida han visto un euro de la SGAE van in crescendo. Mientras apoquinan el 10% de taquilla, lamentan que la entidad privada no les corresponda. La delegada territorial apunta que uno de los motivos por que muchos no cobran "son las deudas que acumulan los ayuntamientos, que no liquidan con la SGAE. Si no cobramos, cómo vamos a pagarles", se pregunta Rullán.

bodas y comuniones

"En este punto hay mucha leyenda urbana falsa"
"Aquí hay mucha leyenda urbana falsa", avisa Rullán. "No es cierto que cobremos en las bodas en función de lo que allí se coma", aclara. ¿Cómo funciona en estas celebraciones especiales la recaudación? El restaurante se encarga de enviar a la entidad la lista con el evento musical en cuestión. La variable a partir de la cual se calcula la cantidad a cobrar es el número de asistentes a la boda, comunión o bautizo.

bares y discotecas

"Las discos pagan en función de los metros y el precio de la copa"
La SGAE cobra a los locales en función del uso que se haga de la música (y de la tele). Los bares y restaurantes, con un uso secundario, abonan una cuota mensual que varía en función de los metros cuadrados del establecimiento. Hasta 50 m2, la tarifa es 15,79 euros. Los establecimientos comerciales (tiendas, peluquerías) de hasta 50 m2 pagan 6,70 euros al mes. Hasta 100 m2, 13 euros. El uso necesario se aplica a pubs o bares de copas. Hasta 100 m2, la cuota asciende a 98,67 euros mensuales. Cada 50 metros más, supone un aumento de 24 euros en la tarifa. Capítulo aparte merecen las discotecas. Su tarifa se calcula en función del tipo de acceso, metros cuadrados, precio de la copa y días de apertura. Rullán, para ejemplificar, apunta que la media de la cuota en la isla está en torno a los 600 euros. "En Eivissa, algunas discos pagan mucho más". Los hoteles tienen sus propias tarifas también. Uno de tres estrellas con 286 plazas abonaría una cuota trimestral por amenización de 168,08 euros y otra mensual de actividades diarias de 221,39 euros.

control e inspección

"El ministerio de Cultura es quien tutela a la Sociedad"
¿Quién controla a la SGAE? Excepto en Cataluña y País Vasco (con las competencias transferidas a las comunidades autónomas), "es el ministerio de Cultura quien tutela la entidad". En Balears hay seis inspectores propios de la entidad que velan por los derechos de los autores. Cuatro trabajan en Mallorca.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!