01 de septiembre de 2010
01.09.2010
Premios

Neus Marroig, Miguel Ángel González y Agnès Llobet se alzan con los Rei en Jaume

Josep Antoni Coderch recibió a título póstumo el galardón a la mejor obra arquitectónica por el Melià de Mar

01.09.2010 | 08:30
Todos los premiados, anoche, en el hotel Punta Negra.

Los premios Rei en Jaume suman enteros, tanto en categorías como en participación. Un total de 282 artistas –récord de inscripciones este 2010– se han batido con sus obras en las nueve modalidades en concurso.
En la categoría de arte, la de mayor participación con 159 personas en la lista, Neus Marroig consiguió con la obra Exili interior la mayor distinción, el Rei en Jaume de Arte 2010, dotado con 8.000 euros. Le siguió Tomás Blanes Abásolo, con el de Arte de Calvià, que se embolsó 2.000 euros por Sentiments atrapats. La mención especial fue para Laberinto de Javier Cadavieco.
Miguel Ángel González se alzó con el de Narrativa en castellano por El infierno es una puerta cerrada. El ´botín´: 1.500 euros, la publicación de la obra y 100 ejemplares para el autor. Xavier Moya se llevó lo mismo por el texto en catalán El sabor de la cobdícia. Manuel Luque en castellano, por Duele vivir a veces, y la actriz (ahora en Llàgrima de sang) Maria Agnès Llobet en catalán, por Podríem, fueron los mejores poetas de la noche, que como el resto de vencedores alzó una escultura del artista Santiago Picatoste. Donna Joanne Kinsey consiguió el mismo galardón por su poemario en inglés Eternal light.
A l´ombra dels arbres que no deixen veure el bosc, de Josep Cayuelas i Mateu, fue el mejor cómic de los presentados a juicio del jurado. Su autor consiguió 1.500 euros y la publicación de la novela gráfica. Dos menciones especiales en esta categoría: una para Alejandro Márquez por Bumper Buddies: la rebelión de los secundarios, y otra para Iván García por La musa entre els llops. Por último, el galardón de investigación recayó en Javier Terrassa por el trabajo Viatge històric per Calvià, dotado con 1.500 euros.
Durante la gala, celebrada en los jardines del hotel H10 Punta Negra, también se entregaron los premios de Arquitectura de Calvià, convocados por la Fundació Calvià, en colaboración con el Ayuntamiento. Jose Antonio Coderch de Sentmenat consiguió a título póstumo el premio a la mejor obra arquitectónica de los últimos treinta años por el hotel Melià de Mar. El galardón al mejor edificio de nueva planta u obra de reforma finalizada entre los años 2000 y 2009 recayó en el equipo de arquitectos formado por Xavier Claramunt, Martín Ezquerro y Pau Rodríguez por el hotel Hospes Maricel.
Las obras de arte seleccionadas en los premios, patrocinados por Taylor Woodrow, se expondrán a partir del próximo 15 de septiembre en la sala de exposiciones del Ayuntamiento, mientras que las de cómic lucirán en el edificio Es Generador de Son Caliu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!