10 de junio de 2010
10.06.2010
Diario de Mallorca
Premios

Amin Maalouf, Príncipe de Asturias de las Letras por mostrar la raíz común de las culturas

El jurado del galardón reconoció ayer al escritor libanés residente en París por su compromiso y por ser uno de los autores que más atención presta a la cultura mediterránea

10.06.2010 | 08:30
Maalouf, ayer en su apartamento parisino tras ser premiado.

El libanés Amin Maalouf obtuvo ayer el premio Príncipe de Asturias de las Letras por una obra que, "frente a la desesperanza, la resignación o el victimismo", traza una línea propia "hacia la tolerancia y la reconciliación" y "un puente que ahonda en las raíces comunes de los pueblos y las culturas".
Maalouf (Beirut, 1949), narrador y ensayista, cuenta también con la nacionalidad francesa al residir en París desde 1976, tras exiliarse de su país por la guerra civil, y está considerado una de las voces más importantes de la literatura árabe y gran defensor de la diversidad cultural y de los valores universales frente al fanatismo.
Para el jurado, presidido por el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, el autor de León el africano o Samarkanda, "ha logrado abordar con lucidez la complejidad de la condición humana" utilizando un lenguaje "intenso y sugerente".
Su obra, indica el acta del tribunal, sitúa al lector "en el gran mosaico mediterráneo de lenguas, culturas y religiones para construir un espacio simbólico de encuentro y entendimiento".
Después de trabajar como redactor jefe de la revista Jeune Afrique, en 1983 publicó su primer libro, Las Cruzadas, vistas por los árabes, al que siguieron obras marcadas por su experiencia de la guerra civil libanesa, hasta que en 1986 publicó su gran éxito, un relato sobre las aventuras y desventuras de Hassan al-Wazzan, un viajero del siglo XVI conocido como León el africano. En 1999 publicó Identidades asesinas, un ensayo de denuncia de la locura que incita a matar en nombre de una lengua, etnia o religión y, con su siguiente novela, El viaje de Baldassare (2000), volvió a situar al protagonista en una encrucijada de culturas y experiencias entre Líbano y el Londres de 1666.
Para el director de la RAE y presidente del jurado, el autor premiado es "un escritor de conciliación en un mundo convulso" que ha creado "un puente entre las culturas del Mediterráneo", mientras que otro de los miembros del tribunal, el escritor Juan José Armas Marcelo, ha equiparado lo que representa su figura en el mundo árabe con la de Amos Oz en el ámbito de la cultura judía.
Por su parte, los Príncipes de Asturias destacaron ayer la "extraordinaria" obra literaria de Maalouf, que "ha explorado con hondura poética y esperanza el mundo mediterráneo como espacio de convivencia y encuentro de culturas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

¡Síguenos en las redes!